Pollo con tomate asado, calabacín salteado y alioli

Muy buenas a todos,

¡Hoy vamos a comer como auténticos reyes! Solomillos de pollo con tomate natural asado, calabacín salteado y salsa alioli. Para que veáis que se puede comer a lo grande con muy poco. No me considero una gran chef pero, sí sé que con ingredientes que son habituales en nuestra alimentación y forman parte del día a día, pueden hacerse platos ricos, sanos, fáciles y baratos.

Es más, aunque parezca mentira y, seguramente, no me creáis, este es un plato de dieta. Solomillo de pollo, tomate natural y calabacín eran los ingredientes de la comida de mi marido. Él es ciclista de mountain bike y cuando quiere ponerse en forma, y entrenar más seriamente, sigue una dieta pautada por un médico nutricionista deportivo.

Acertáis si pensáis que lo que tiene que comer es un conjunto perfectamente ordenado de proteínas, hidratos de carbono y grasas. Pero, como cualquier persona sucumbe, ante la rutina y el aburrimiento que supone comer lo mismo durante varias semanas. ¡Es ahí donde entro yo en juego!

Al igual que desempeño un papel especial en mi alimentación, al hacer de los platos de siempre la versión sin lactosa y sin gluten, en su caso, mi papel es hacer de los platos de dieta algo sabroso, vistoso y diferente. Sólo así comer sigue siendo un placer día a día para él y para mi.

Sé que diréis que la salsa alioli no es nada dietética y tenéis parte de razón, no lo es si te comes una barra de pan con un bote de alioli. Pero siendo una salsa casera, con huevo y aceite de oliva virgen extra, es preferible privarte del postre o de un trozo menos de pan, por dar un sabor tan especial al plato con sólo una cucharada.

La clave de una alimentación equilibrada, un buen estado de forma física y cuerpo esbelto y saludable está en comer un 70-80% sano y natural.

Vive para disfrutar, y ¡qué aproveche!

Carpe Diem

Somillo de pollo con verdura y alioli

Pollo con tomate asado, calabacín salteado y alioli
Serves: 1
 
Ingredients
  • 200 gr de solomillo de pollo
  • 1 tomate natural
  • 1 calabacín pequeño
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 huevo
  • 1 diente de ajo
  • Vinagre
  • Albahaca
  • Perejil
  • Orégano.
  • Mix de pimientas
Instructions
  1. Limpiamos y cortamos el calabacín en juliana y los salteamos con una pizca de aceite de oliva.
  2. Agregamos un poco de pimientas recién molidas (yo tengo un molinillo con bolas de varios tipos)
  3. Lavamos y cortamos el tomate en rodajas y lo asamos a la sartén con un poco de aceite y sal.
  4. Retiramos del fuego el calabacín bien pochado y el tomate.
  5. En la misma sartén, hacemos el pollo a la plancha con sal y un poco de aceite de oliva.
  6. Para la salsa: ponemos el huevo en el vaso de la batidora, con el diente de ajo pelado, perejil, sal y una pizca de vinagre. Trituramos sin mover la batidora del fondo del vaso mientras añadimos aceite de oliva poco a poco. Estará lista cuando adquiera textura espesa y cremosa.
  7. Montaje del plato:
  8. Ponemos el pollo como base.
  9. Añadimos una rodaja de tomate y espolvoreamos orégano.
  10. Incorporamos un poco de calabacín.
  11. Salseamos con una cucharada de aolioli y rematamos con albahaca seca por encima.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: