Tarta de natillas y cobertura de chocolate

Aunque el mundo de la repostería ha evolucionado mucho y los postres y dulces más de moda parecen obras de artes en lugar de pasteles, hay recetas clásicas que nunca mueren. Es cierto que lo que hoy vende son los cupcakes americanos, los muffins ingleses, los gofres belgas o los macaron franceses, pero no hay nada como el momento en el que comes un trozo de la tarta que ha marcado tu infancia. En nuestra familia ese plato tiene nombre y apellidos “Tarta de natillas y cobertura de chocolate”.

Da igual la edad, toda la familia es fan de esta famosa tarta “de la abuela” hecha con magdalenas o bizcocho bien esponjoso (hecho en casa), natillas caseras muy cremosas y una generosa capa de chocolate glaseado para la base y la cobertura.

La clave es intercalar bizcocho o magdalenas con crema de natillas recién hechas, para que éste se moje y quede bien jugoso. Así resulta apetecible y cada bocado es un verdadero placer y un viaje a la infancia de todos nosotros.

Lo ideal es hacer dos o tres capas antes de cubrir con chocolate y cumplir con la tradición, que dice que tiene que ser un relleno hecho con natillas hechas al estilo antiguo, es decir, de puchero. Pero, podéis poner lo más os guste, mermelada, crema de queso, nata, trufa, etc.

Aunque sea una bomba, lo cierto es que es la versión “saludable” y “apta para celíacos y alérgicos a la lactosa”. La original es la original y, posiblemente, jamás consiga estar a la altura, pero sólo así comerla es mucho menos culposo y todos podemos disfrutar de ella.

¡Qué aproveche!

Tarta de natillas y chocolate

Tarta de natillas y cobertura de chocolate
Serves: 12
 
Ingredients
  • 1 yogur de soja natural
  • 1 medida de yogur de aceite de oliva
  • 2 medias de yogur de edulcorante en polvo
  • 3 medidas de yogur de harina sin gluten o de cualquier cereales que no lo contenga
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura
  • 500 ml leche sin lactosa desnatada
  • 1 rama de canela
  • 1 vaina de vainilla
  • Cáscara de limón
  • 3 yemas de huevo
  • 1 taza edulcorante en polvo
  • 1 cucharada de almidón de maíz (Maizena)
  • 500 ml leche sin lactosa desnatada
  • 2 tabletas chocolate para postres
  • 2 tazas de edulcorante
  • 1 sobre de cuajada
Instructions
  1. Ponemos el horno a 180º para hacer el bizcocho (pre calentamos 10-15 minutos)
  2. Mezclamos la harina con la levadura y el azúcar y los ingredientes líquidos por otro lado.
  3. Lo juntamos poco a poco y hacemos una masa espesa con ayuda de la batidora.
  4. Engrasamos el molde con un poco de aceite y ponemos un poco de harina para desmoldar bien el bizcocho.
  5. Horneamos 25 minutos a 180º. Dejamos que enfríe antes de cortar las capas.
  6. Las natillas: ponemos leche a fuego bajo con la vainilla, la cáscara de limón y la rama de canela. Dejamos que aromatice la leche unos 20-30 minutos y colamos la leche. Mezclamos el edulcorante con las yemas y lo añadimos a la leche. Batimos bien e incorporamos el almidón de maíz. Mezclamos bien hasta quitar todos los grumos.
  7. Cobertura de chocolate: ponemos la leche a fuego bajo (retiramos un poco de leche caliente para disolver la cuajada), añadimos el chocolate y el edulcorante. Cuando esté todo bien integrado, añadimos la cuajada y dejamos que hierva a fuego bajo 1-2 minutos (moviendo para evitar que se queme).
  8. Montaje de la tarta: chocolate en la base del molde, una capa de bizcocho, natillas recién hechas (para que empape), bizcocho, otra capa de natillas, bizcocho y chocolate.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: