Tapa de patatas fermosellas

¿A quién no le gusta salir de tapas? Todo español que se precio ama salid de cañas y pinchos, especialmente al mediodía y con amigos. Y, en esas reuniones que bien puede acabar en una partida de mus o en una noche de fiesta, hay un plato imprescindible sea cual sea su aliño: las patatas. Adoramos la versión con alioli o con salsa brava y adoraréis éstas, con huevo cocido y aceite de pimentón.

La materia prima es patata, pimentón de la vera, huevos, aceite de oliva y sal. Más fácil imposible. Pero, como toda receta tiene su truco para que el resultado sea realmente bueno.

El misterio es muy sencillo y está en la forma de hacer el aliño. Aunque muchos piensan que aliñar los platos consiste sólo en echarlo por encima, no es así. Emulsionar una vinagreta mejora el sabor de una ensalada y en este caso, mezclar la sal con el pimentón y una yema de huevo y luego diluirlo en aceite hasta conseguir una salsa espesa es la clave.

Lo demás es, simplemente, huevo y patata cocida, cocida en su punto. Ni al dente ni desecha. Para dar con este punto sólo hay que hacer la popular prueba del cuchillo: cuando el cuchillo penetra en la patata y sale con facilidad, sin romperla, está perfecta.

Ah, un detalle. El nombre es una cuestión familiar, así que posiblemente exista pero con otra denominación. Sea como fuere…

¡Qué aproveche!

Tapa de patatas fermosellanas

Tapa de patatas fermosellas
Serves: 4-6
 
Ingredients
  • 4 patatas medianas
  • 4 huevos
  • Pimentón de la Vera
  • Aceite de oliva
  • Sal
Instructions
  1. Hervimos las patatas (en dados medianos) y los huevos. Escurrimos y reservamos.
  2. Pelamos los huevos y los troceamos.
  3. Mezclamos una pizca de sal y una cucharada de pimentón. Añadimos 2 de las yemas y 3-4 cucharadas de aceite.
  4. Batimos a mano hasta que quede homogéneo. Dejamos reposar 30 minutos y servimos.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: