Cocina y recetas

Consigue tu propio blog en "Cocina y recetas" Registro

Cover: ¡Muévete!

16ene 12

¡Salsa brava casera!

Es la salsa estrella de las salsas, la brava ya es todo un básico en cualquier bar o restaurante en el que pidamos una ración de patatas. Unas estan mejor que otras, eso es verdad, pero yo os voy a enseñar a hacer una que no tiene nada que envidiarles.

Hoy para comer teníamos pechugas de pollo, he de reconocer que me encanta la salsa brava pero no soy muy amante de las patatas fritas, así que he optado por hacerla, en lugar de utilizar ketchup y mayonesa, las más fáciles de encontrar y combinar.

Así que aquí tenéis el resultado, la verdad es que al pollo le va fenomenal y también al pescado, prácticamente puede acompañar cualquier plato, le dará un toquecito picante y muy sabroso.

Salsa brava

¿Qué necesitas?

- 400 gramos más o menos de tomate frito o tomate triturado casero (ni que decir tiene que con el tomate triturado casero sale más rica pero también es válido el frito para cuando no tenéis mucho tiempo)

- Una cucharada grande de mahonesa (que sea buena :-))

- 2 ajos

- 1 loncha de jamón serrano

- Perejil fresco

- Pimentón dulce o picante

- Dos guindillas

- Aceite de oliva virgen extra

¿Cómo prepararla?

En un vaso especial para la batidora, que sea alto y estrecho, se echa el tomate frito o el tomate triturado y la mahonesa. No hace falta remover todavía.

Ahora en una sartén, se echan tres cucharadas de aceite virgen extra y se incorporan los ajos partidos en láminas, un puñado de perejil fresco y la loncha de jamón serrano partida en trozos. Se deja sofreir todo conjuntamente durante unos minutos y se añaden las dos guindillas para que vayan dando sabor al aceite.

Una vez que todo ha quedado hecho, sobre todo los ajos y el jamón se aparta del fuego y se le agrega una cucharada de café hasta arriba de pimentón dulce (o picante, esto ya a gusto de cada uno) y se remueve bien la mezcla.

Se incorpora esta mezcla al vaso batidor y se le da con la batidora durante un par de minutos hasta que adquiera el aspecto de la salsa. Cambia un poco de color, volviéndose más naranja.

A mí personalmente me gusta que pique un poco pero no demasiado, en cuyo caso con las guindillas es suficiente, ¡cuidado los que utilicéis pimentón picante! es mejor que retiréis una de las guindillas…

Etiquetas: , , , , , , ,

7 comentarios

  1. [...] 2 jitomates rojos grandes y maduros [...]

    Responder
  2. [...] de la salsa [...]

    Responder
  3. [...] hacer el mojo picón rojo ponemos los pimientos choriceros a remojar como una [...]

    Responder
  4. [...] chile jalapeño verde picado finamente sin semillas o guindillas  [...]

    Responder
  5. [...] Mahonesa [...]

    Responder
  6. [...] ricas, que fáciles y que curiosas que son estas patatas Deluxe. Son fantásticas para mis cenas futboleras, esas cenas que vienen amigos a casa, esas en [...]

    Responder
  7. [...] te guste, con alguna salsa de tu preferencia, con guacamole o simplemente con un poco de limón y chile (guindilla) en [...]

    Responder

Deja un comentario

Acerca de Diana Calero Valbuena

Mi galardón: Ayudante de Cocina

About

Muévete es un blog donde aprenderás a compaginar una alimentación sana y equilibrada con la práctica de ejercicio. Sobre la autora

Twitter

enero 2012
L M X J V S D
« dic   feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031