Pastella marroquí

Si alguna vez has viajado a Marruecos, habrás probado este plato que te conquista por su aroma,  su vista y su sabor. Si nunca has viajado a Marruecos, llena de los aromas de esta receta tu cocina, se extenderá por tu casa y te llevará directo al corazón de Fez.

principal1

Un plato fácil, aunque tenga un tiempo largo de elaboración, si sigues estos sencillos pasos conseguirás que aquel que lo pruebe viaje sin moverse de tu casa.

1

2

3

4

5

6

final

4.5 from 2 reviews
Pastella marroquí
Cuisine: Marroquí
Serves: 8
 
Ingredients
  • Ingredientes:
  • 1,5 kg de muslos de pollo con hueso y piel
  • 300 grs de almendras crudas
  • 7 huevos
  • 5 cebollas medianas
  • 300 grs de mantequilla
  • Un manojo de perejil (unos 40 grs)
  • Una cucharada sopera de jengibre en polvo
  • Una cucharada sopera de cúrcuma en polvo
  • Una cucharada sopera de pimienta en polvo
  • Una cucharada sopera de canela molida
  • Sal
  • Dos cucharaldas soperas de agua de azahar
  • Azúcar glas 300 grs y algo más para adornar
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Unas 20 hojas de pasta brick
Instructions
  1. Hay que poner en una olla honda (puede ser olla a presión) un fondo de aceite de oliva, aproximadamente unos 300 cl. Cuando esté caliente, ponemos las cebollas cortadas y añadimos el perejil picado. Una vez rehogados la cebolla y el perejil, añadimos el pollo ya con su sal rehogamos durante unos 5 minutos más removiendo.
  2. Añadimos las especias (jengibre, pimienta, cúrcuma y canela), un poco de agua (sin llegar a cubrir) y dejamos cocer hasta que la carne esté tierna. El hueso del pollo se separa sin dificultad cuando la carne está hecha.
  3. Sacamos con unas pinzas de cocina la carne a un cuenco y la dejamos enfriar para posteriormente sacar toda la carne deshaciéndonos del hueso y de la piel y reservamos.
  4. Ponemos unos 300 grs de almendras crudas sin piel en el horno a 180 grados hasta que estén tostadas, de estas almendras apartamos un puñado para adornar, el resto las trituramos. Una vez trituradas, añadimos primero dos cucharadas de agua de azahar y unos 150 gr de azúcar glass. También reservamos esta mezcla para luego montar los pisos de la pastella.
  5. Nos ha quedado en la olla la cebolla con el perejil y todo el caldo que ha dejado el pollo y las especias, reducimos hasta que quede muy poco caldo, en ese momento añadimos los huevos cascados, no batidos, simplemente vamos añadiendo los huevos crudos y removiendo hasta que se quede la consistencia de un revuelto jugoso, apartamos y dejamos enfriar.
  6. Tenemos tres elaboraciones: El pollo deshuesado, la cebolla, perejil y huevos y por otra parte las almendras con el azúcar glass.
  7. Tomamos un molde de horno desmoldable y lo forramos con pasta brick, es importante ir bañando cada hoja de pasta brick en mantequilla derretida para ir sellando el pastel, mejor si nos sobra por los bordes para luego envolver todas las capas.
  8. Ponemos en primer lugar en el molde forrado de pasta brick el pollo deshuesado, presionamos esta carne repartida por todo el molde. Aislamos primer piso con pasta brick remojada en mantequilla derretida.
  9. Ponemos el segundo piso que es la mezcla de cebolla, perejil y huevos con todas las especias, repartimos y presionamos en el molde y la aislamos con pasta brick remojada en mantequilla.
  10. Ponemos la tercera capa, las almendras picadas mezcladas con el agua de azahar y el azucar glass. Volvemos a poner pasta brick hidratada con mantequilla derretida y cerramos todo el "paquete" volviendo las hojas de pasta brick que nos han ido quedando fuera del molde y rematando con más hojas de pasta brick para que todo quede cerrado.
  11. Con un pincel de cocina sellamos toda la parte superior con un huevo batido antes de hornear.
  12. Horneamos durante unos 40 minutos a 180 grados y cuando saquemos nuestra pastella la adornaremos con las almendras tostadas que hemos reservado y azúcar glass y un poquito de canela en polvo, podemos usar alguna plantilla para que la decoración con azúcar glass sea más artística.
4 comentarios sobre:
“Pastella marroquí”
  • Increible plato, nunca había oído hablar de este plato hasta que lo probé en persona y pasó a ser una de mis comidas favoritas. Esos sabores, ese olor tan especiado y característico de la comida marroquí… no es solo cocinarlo si no también saber captar esas sensaciones. No me considero muy sibarita a la hora de comer, es más, con un huevo frito y un poco de arroz soy feliz, pero hay platos que les das un bocado y mientras lo saboreas te hacen viajar, y te van meciendo en un frenesí de sabores que no se puede describir en palabras!!!, y para eso no es solo el plato si no también quien lo cocina.

    Voy a valorarlo con 5 estrellas, porque de verdad que el plato lo merece.

    • Gracias Borja! Prueba a hacerlo, seguro que te sale perfecto! Para quien cocina, lo mejor de todo es ver cómo lo disfrutan todos los que lo comen, y en tu caso, se te ve disfrutar tanto! Ese es el mejor premio para la cocinera.
      Un beso corazón!

  • Es un plato excelente, lo había probado con carne de cordero. Tenia un toque dulzón, quizás por los dátiles y demás ingredientes, que tenia en su interior. Lo haré como tu indicas, Saludos,

    • Gracias por tu comentario. La Pastella de cordero también es muy rica, igualmente se puede hacer de pescado y marisco… el toque dulzón no debe predominar, debe haber un equilibrio entre todos los ingredientes para que no predomine el dulce, yo prescindo en este caso de dátiles o pasas para no añadir más dulce, pero tengo que decir que si es de cordero, con pasas y piñones es muy muy rica!!
      Saludos para ti.
      Carmen

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: