Pan de cerveza negra

He de reconocer que nos gusta el pan con aromas y sabores intensos. En esta ocasión, hemos utilizado para la masa, trigo sarraceno y una buena cerveza negra, lo que aporta un aroma y unos matices, que hacen de este, un pan que hará las delicias de toda la familia.

 Cesta con panecillos de cerveza negra y trigo sarraceno

Un pequeño consejo

No  sólo importa lo que comes, sino cuándo lo comes. Así que te aconsejo que si consumes pan sea en las primeras horas del día. ¡Dale la oportunidad a tu cuerpo de gastarlo!

Si no has probado pan elaborado con esta harina, estoy segura de que este te encantará. La harina de trigo sarraceno, es un pseudo cereal, que no posee gluten, rico en proteínas de alta calidad biológica y de alto contenido en fibra. Por si fuera poco, su sabor es magnífico. Además en la elaboración del pan hemos añadido semillas de sésamo negro, de lino y amapola, y para mejorar aún más el sabor de este pan, hemos hecho la masa con cerveza negra.

 

Pan de cerveza negra
Author: 
Recipe type: Pan
Serves: 8-10
 
Ingredients
  • 300 g de harina panadera
  • 200 g de harina de trigo sarraceno.
  • 12 g de levadura fresca
  • 15 g de semilla de sésamo negro
  • 15 g de semilla de amapola
  • 15 g de semilla de lino.
  • 12 g de sal marina
  • 330 ml de cerveza negra
Instructions
  1. En un bol, mezclar las harinas, las semillas de sésamo, las semillas de amapola y la sal marina.
  2. Disolver con cuidado la levadura fresca en la cerveza a temperatura ambiente. Normalmente, cuando se añade la levadura, tiene un ligero efecto efervescente. Puedes disolverlo también en un poco de agua templada (por debajo de 30ºC).
  3. Una vez mezcladas, levadura y cerveza, añadir a la mezcla de harinas y amasar. Dependiendo del tipo de harina que usemos, quizás necesite un poco más de líquido. Añadir lo necesario de agua del tiempo, hasta que consigamos una mezcla homogénea.
  4. Formamos una bola con la masa, introducimos en un bol y cubrimos con un paño húmedo, hasta que doble su tamaño (suele ser un par de horas, en esta fase no te preocupes si la dejas un poco más).
  5. Una vez que ha doblado su tamaño, amasamos de nuevo. Si la masa está algo rígida, amasamos vigorosamente y sacamos todo el gas. Dividimos la masa, en porciones de 100 gramos, normalmente, suelen salir entre 8-9 porciones, y formamos panecillos pequeños.
  6. Sacamos la placa del horno, disponemos un papel de horno y dejamos que la masa aumente su tamaño, cubierta con un paño húmedo (normalmente suele ser entre unos 45 minutos una hora, aquí si es importante estar pendiente y no pasarse con los tiempos).
  7. Mientras tanto precalentamos el horno a 180ºC
  8. Una vez que la masa haya aumentado su tamaño, hacemos un corte en la superficie, y mantenemos en el horno, 30-35 minutos a 180º. Al introducir el pan es conveniente humedecer el horno con un vaporizador de agua.
  9. Finalizada la cocción del pan, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla…¡y a disfrutar!

Opciones

Si no encuentras este tipo de harinas en el supermercado, puedes simplemente sustituirla por harina de trigo integral, harina de avena o espelta. ¿Las semillas? Puedes usar tus favoritas, nueces y almendras picadas, semillas de girasol, …¿te animas a empezar?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: