Curry rojo de garbanzos

 IMG_3562

Acabo de echar la vista atrás para ver las recetas que llevo publicadas en los últimos meses. Es curioso, sólo con verlas me doy cuenta del poco tiempo que he tenido para cocinar este verano. Voy de un lado para otro como un pollo sin cabeza y, cuando estoy en casa, me paso delante del ordenador más de 16 horas al día escribiendo el libro. ¡Quién me hubiese dicho a mi que escribir un libro lleva tantísimo trabajo! Pero estoy muy contenta y muy ilusionada, estoy poniendo toda mi alma en el proyecto y espero que, cuando vea la luz, sea algo de lo que me pueda sentir orgullosa siempre. Ya sea un éxito en ventas o me lo coma con patatas. IMG_3567

El caso es que, hasta ahora, por aquí han pasado un potaje, una merluza con pisto de okra, un fish&chips de rodaballo y aguacate, un sándwich de ají de gallina, unas fajitas de pollo y melocotón y un chirashizushi de salmón y falso atún.

Vale, resumen: España-India-Inglaterra-Perú-México-Japón y, ahora, Tailandia. Me estoy volviendo totalmente majareta. Además, todos salados. ¿Dónde he olvidado mis famosos postres? ¿Y mis adorados bollos? Creo que entre la hora 26 y la 28 del día, esas que necesitaría para poder hacer algo dulce en casa. Sí, al final aquí aparecen las recetas de las que me estoy alimentando. Intento entrar en la cocina por lo menos una vez a la semana para hacer algo que se salga de la clásica pechuga de pollo insulsa del correquetepillo a la plancha y, al final, siempre tiro por alguna tangente extranjera. Pero pronto se va a terminar, en diez días entrego el primer manuscrito de mi libro. A partir de entonces serán correcciones y más correcciones pero espero tener un huequito más grande para centrarme en cocinar un poco, que realmente lo echo en falta.

IMG_3561

Preparé curry el otro día porque tenía por casa una pasta de curry rojo que compré en una de mis visitas a las tiendas hindúes de Lavapiés. Aquello es para mi el peor pecado carnal, no puedo irme sin comprar algo. Y bueno, puse a remojar unos garbanzos la noche anterior porque siempre me gusta tener legumbres cocidas (a veces las congelo en paquetes para que luego solamente me toque descongelar y aliñar) y decidí que la boca me ardiese un poco.
Lo admito: no soy fan de estas pastas de curry prehechas. Donde esté el curry casero que se quite todo lo demás porque, como con la pasta de ají de gallina, al final los preparados lo único que hacen es picar y no aportan ese sabor y esos aromas tan característicos de sus países de origen.

IMG_3560

Es un guiso fácil y relativamente rápido, el toque que le da la lima y la abahaca thai a mi, especialmente, me gustan. Además creo que acompañarlo con un buen arroz basmati le viene al pelo. Las legumbres son muy sanas y ya que está terminando el verano no tenéis la excusa del calor para no tomarlas (ojo, que en ensalada están buenísimas), así que a ponerse las pilas con la vuelta al cole, que hay que entrar al curso bien cargaditos de energías.

Curry rojo de garbanzos
Author: 
Cuisine: Hindú
Serves: 4
 
Ingredients
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de pasta de curry rojo
  • ½ cucharadita de canela en polvo
  • 5 cucharadas de tomate triturado
  • 500ml de caldo de cocer los garbanzos (o caldo vegetal o agua)
  • 400gr de garbanzos cocidos
  • 400ml de leche de coco
  • un chorrito de lima
  • Aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • albahaca tailandesa
  • Arroz basmati.
Instructions
  1. Pelamos la cebolla y el diente de ajo y los picamos en cuadraditos pequeños.
  2. En una sartén calentamos un chorro de aceite de oliva y añadimos la cebolla y el ajo a fuego medio bajo, que se vaya pochando sin dorarse.
  3. Cuando la cebolla ya esté transparente, añadimos la pasta de curry y la canela, sofreímos 2 minutos, incorporamos el tomate y sofreímos unos minutos más para que reduzca.
  4. Incorporamos el caldo y dejamos reducir 3 minutos. Añadimos entonces los garbanzos y la leche de coco y dejamos cocer unos 15 minutos, que reduzca hasta conseguir la consistencia deseada. Si vemos que se vuelve muy denso podremos incorporar un poco más de caldo.
  5. Corregimos de sal y aliñamos con un chorro de zumo de lima y unas hojas de albahaca tailandesa.
  6. Servimos en un bol acompañado de arroz basmati.

 

3 comentarios sobre:
“Curry rojo de garbanzos”

Responder a susana kuschnir silva Cancelar respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: