Ajoblanco con albaricoque, ciruela y sardina ahumada

Ajoblanco, sardina ahumada, ciruelas y albaricoque

 

Lo he dicho y lo seguiré diciendo siempre: no hay alimento más refrescante que una buena sopa fría en verano. Me gustan todas las cremas y sopas, los gazpachos y los salmorejos y, por supuesto, soy fiel adicta al ajoblanco de calidad. Porque sí, ajoblancocalidad son dos palabras que recomiendo que siempre vayan muy cercanas ya que la diferencia entre un gazpacho de almendras mediocres a uno elaborado con almendras deliciosas, un buen aceite y un buen vinagre es sideral. Ahondando un poco en la historia de esta sopa, es justo decir que su procedencia no se sabe con certeza y que su receta varía muchísimo dependiendo del lugar donde se prepara. En origen, el ajoblanco era una receta muy humilde que se preparaba con los restos de pan secos que había por casa y que servía para alimentar a la gente sin incurrir en demasiados gastos. Para los que no lo sepan, fue cuando se descubrió América cuando los tomates llegaron a nuestro país y el ajoblanco se convirtió poco a poco en nuestro tan socorrido gazpacho.

Ajoblanco Santa Teresa, Albaricoque, Sardina Ahumada y Ciruela
Generalmente, esta receta se prepara la noche anterior dejando a remojo el pan y las almendras aunque también se puede hacer de forma directa sin necesidad de este paso previo o, aún mejor, recurrir al que elabora tan equilibradamente Santa Teresa sólo a partir de sus ingredientes tradicionales y pan de pueblo, totalmente natural, si no queremos esforzarnos ni un poquito. ¡La comida lista en menos de un minuto! Porque además de tener una base rica, la gracia que le vamos a dar a esta receta son los toppings que vamos a añadir por encima. Como el dulce le va realmente bien, he decidido cambiar la tan manida uva por frutas de temporada, en este caso albaricoque y ciruela, aunque si queréis optar por algún vegetal también le irán muy bien unos trocitos de puerro braseado. Además, el contapunto salado y ahumado llegará a partir de una sardina, también en temporada, que en mi opinión levanta y le da un ánimo especial al plato. Para mí, si la maravillosa tentación de comprárselo a Santa Teresa no os invade y os decidís a elaborarlo vosotros,  el secreto es lograr una sopa liviana pero con sabor sin que el ajo esté demasiado presente para que no repita y que sea la fruta añadida la que le de ese toque de frescor que ahora con este calor apetece.
ajoblanco, albaricoque, sardina ahumada y ciruela
Como veis, si habéis comprado vuestro ajoblanco o si lo habéis elaborado, tener esta sopa fría en la nevera es algo sencillísimo que, además, se puede convertir en un plato resultón y delicioso como el ajoblanco con albaricoque, ciruela y sardina ahumada del que os doy la receta aquí abajo. Por cierto, en Santa Teresa lo llaman Gazpacho de Almendras, ¡me encanta el nombre! Es totalmente eso.

Ajoblanco con albaricoque, ciruela y sardina ahumada
Author: 
Serves: 1
 
Ingredients
  • 1 cuenco de Ajoblanco Santa Teresa o si lo quieren preparar:
  • 50gr de almendra marcona cruda y pelada
  • ¼ de diente de ajo
  • 30gr de miga de pan
  • agua según necesite (unos 250ml)
  • 25ml de aceite de oliva suave
  • un poquito de buen vinagre
  • sal
  • ------
  • 1 lomo de sardina ahumada
  • 1 albaricoque
  • 1 ciruela roja
  • un poco de cebollino picado
Instructions
  1. Para el ajoblanco, si no lo compran, tendremos que triturar todos los ingredientes muy bien. Os recomiendo que los dejéis en una batidora de vaso mucho tiempo hasta que la crema sea sedosa. Hay que enfriarlo muy bien posteriormente
  2. Para emplatar, cortamos la sardina en cuadraditos.
  3. Cortamos el albaricoque en gajos eliminando el hueso y hacemos lo mismo con la ciruela.
  4. Picamos el cebollino muy finito.
  5. Servimos el gazpacho de almendras y terminamos con las frutas, la sardina y el cebollino.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: