Las masa de cookies perfecta. Cookies de arándanos y avellana.

cookies de avellana y arandanos-2

La recetas que más ha triunfado entre mis amistades cercanas es sin duda la de las cookies de chocolate y he creído que era necesario recuperar esa masa cremosa, tierna y deliciosa dándole un toque diferente con un cambio de toppings para hablar un poco del “fenómeno cookie”.  No se merece menos lo que mi amigo Dani ha hecho prodigando la receta a diestro y siniestro y usándola cada vez que había algo que festejar, ¿qué mejor que hacerlo con galletas? Él ha llevado esta masa de cookies perfecta al trabajo, a fiestas familiares, a encuentros con amigos y estoy segura de que incluso se las hizo alguna vez a alguna de las novias que ha tenido – aunque, solteras, ¡ahora es el chico de oro!  – y la gracia es que tras la cata muchos eran los que le pedían la receta. Y así llegó a ser la receta más vísta de mi web anterior, esa que tras pasar del mundo del blog me abrió la ventanita al .com propio y que en pocos días pasará a la historia porque mi nuevo dominio va a ver la luz en breve e incluirá por supuesto todas las recetas que considero que tienen que seguir a mi lado en la nueva andadura. Más moderna, más profesional, pero siempre intentando mantener mi espíritu.

cookies de avellana y arandanos

Me viene al pelo contar la receta de estas cookies de avellana y arándanos secos porque este fin de semana mi amigo Dani ha celebrado su 30 cumpleaños y todos los que podíamos y le queremos nos hemos ido de excursión a Cala Ratjada (Mallorca) para ocupar el precioso The Sea Club durante el viernes y el sábado y festejar como era necesario. ¡Pero no había cookies! ¿Cómo no se te ocurrió hacerlas de desayuno, Dani? El bloody mary está subestimado… JSea como sea, y aunque no lleve el punto goloso del chocolate, esta masa de cookies merece que la guardéis a buen recaudo porque os dará más de una alegría. De dónde la conseguí, ya no me acuerdo pero probablemente sería un mix de muchas con pautas leídas de aquí y de allá, sobretodo de webs americanas que son los que están especializados en estas deliciosas galletas llenas de mantequilla que gustarán a todos.

cookies de arandanos y avellana

Hay quienes defienden que la masa de las cookies debe reposar, otros que le añaden trucos extraños como claras de huevo y luego esta esta receta de masa de cookies perfecta que se elabora con ingredientes que todos tenemos en casa y cuyo secreto no es más que una buena alquimia de los mismos y también contar con las mejores materias primas. Sí, ya sabéis que soy bastante pesada con este tema: cuanto mejor sea el ingrediente que usamos, mejor será el resultado de la receta. Siempre. Y el producto hay que pagarlo, no escatiméis en lo que vais a comer porque luego se convertirá en vosotros. Buena mantequilla, harina, huevos añadidos uno a uno, un poquito de especias variadas y azúcar moreno serán los únicos ingredientes necesarios para estas cookies de avellana y arándanos deliciosas que sólo tienen el truco de que al hacer la bolita para llevarlas a hornear la parto por la mitad, giro cada mitad 90º y las vuelvo a pegar pared con pared. Probadlas, me lo agradeceréis a mí y a mi amigo Dani.

Las masa de cookies perfecta. Cookies de arándanos y avellana.
Serves: 16
 
Ingredients
  • 350gr de harina de fuerza
  • 5gr de polvos de hornear (levadura química)
  • 210gr de mantequilla
  • 50gr de azúcar moreno
  • 200gr de azúcar blanco
  • 1 huevo
  • 1 yema de huevo
  • 200gr de toppings: en este caso mix de avellanas y arándanos secos
  • una pizca de canela, clavo y raspadura de vainilla
Instructions
  1. Precalentamos el horno a 175ºC.
  2. Derretimos la mantequilla y la mezclamos con los azúcares, revolvemos durante 3 minutos, hasta que esté bien integrado.
  3. Añadimos la yema y el huevo y por último la harina y los polvos de hornear. Removemos hasta que tengamos un engrudo semi-compacto.
  4. Incorporamos las avellanas y los arándanos secos.
  5. Hacemos bolas, a mi me gustan grandecitas, como una pelota de golf. Las separamos con la ayuda de las yemas de los dedos por la mitad, giramos cada parte 90ºC y volvemos a pegar las partes con lo rugoso hacia arriba. Ponemos las bolas sobre una bandeja con papel vegetal, con mucha separación.
  6. Horneamos durante 10-14min, hasta que los bordes empiecen a dorarse muy ligeramente.
  7. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre la misma bandeja, hasta que se endurezcan un poco. Luego trasladamos sobre una rejilla.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: