Migas con chorizo y huevo frito

Migas con chorizo y huevo 3

 

Es curioso pero reconozco a las migas casi más para desayunar que para cualquier otro momento del día. Esto es así porque era el almuerzo de la gente del campo de mi familia pacense muchos días, unas migas elaboradas únicamente con ajo y aceite de oliva virgen extra que llegaban a la mesa en perolos enormes y que muchos mojaban directamente en café con leche. Si lo pensamos, las migas sirven para aprovechar los restos de pan del día anterior por lo que era una alternativa bastante económica teniendo en cuenta que esos campos además estaban llenos de olivos. Lo cierto es que hay tantas recetas de migas como localidades y ya no solo en Extremadura donde su consumo es más prolífico sino en Andalucía, Castilla y La Mancha o Aragón aunque en realidad  la primera referencia que tenemos de esta receta nos hace remontarnos a la época de los romanos que consumían fragmentos de pan duro salteados con grasa y fragmentos cárnicos. Pero fueran probablemente los árabes los que introdujesen la receta en la península y popularizasen su consumo gracias a su tharid que a pesar de que no era un plato popular sino un regalo para los visitantes distinguidos fue muy extendido en el imperio musulmán. Ya en el siglo XII Avenzoar, en su “Libro de los Alimenttos”, aconseja que las migas de pan se frían en aceite y removiendo el contenido de la sartén constantemente para que el resultado sea más digestivo.

Migas con chorizo y huevo 1

Su preparación es extremadamente sencilla aunque hayamos perdido la costumbre de hacerlas – probablemente porque en esta cultura de la inmediatez en la que vivimos no se nos pasa ni por la cabeza tener que dejar preparado el pan el día anterior – pero estas migas con chorizo ibérico y huevo frito resucitan a un muerto, se tardan porquísimo en preparar, se llevan a cualquier parte (sin el huevo, obvio) y aunque son bastante calóricas todos los productos que contienen son naturales. Suelo insistir mucho últimamente en que somos lo que comemos y que tenemos que primar los productos de alta calidad, sin conservantes y guarrerías añadidas, más o menos calóricos no importa siempre y cuando hagamos una dieta equilibrada en la que todo cabe. Más migas y menos productos light, compensadas con platos de verduras o piezas de fruta.

Migas cn chorizo y huevo 2

En cuestión de recetas los gustos mandan pero yo siempre utilizo para las migas pan candeal que dejo cortado la noche anterior en un bol grande o barreño, salpicado con unas gotas de agua y tapado con un paño de tela. Para estas migas su único aderezo es el chorizo ibérico – que yo uso siempre el de Joselito – que se saltea previamente en el aceite para que desprenda sus aromas en él y que éstos embadurnen luego por completo las migas. Para terminar no podría faltar el clásico huevo frito, siempre con bien de puntilla, que recomiendo que al freir se ponga una cáscara dentro del aceite para que salte menos y sea más seguro este proceso. Sobra decir que huevos siempre camperos, de gallinas bien alimentadas. ¿Qué más? Que os animéis con recetas de toda la vida, que no dejemos de comer cosas por modas y que comamos con más equilibrio y más cabeza. Esa es la mejor dieta.

Migas con chorizo y huevo frito
Serves: 4
 
Ingredients
  • 300gr de pan candeal del día anterior
  • 6 dientes de ajo
  • 250gr de chorizo ibérico
  • Aceite de oliva virgen extraen abundancia
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Sal
  • Unas gotas de agua
  • 4 huevos de gallinas libres
Instructions
  1. Lo primero que hacemos es picar el pan y dejarlo secar de un día para el otro.
  2. Al día siguiente mojamos las migas que hemos obtenido con unas gotas de agua con sal.
  3. Después, en una cazuela con aceite, freímos el chorizo cortado en trozos, desprenderá sus esencias en el aceite tiñéndolo de rojo. Cuando esté frito lo separamos.
  4. Ahí mismo incorporamos los ajos enteros y sin pelar, simplemente un poco machacados con el mismo cuchillo o pinchados, y salteamos.
  5. Le ponemos el pimentón a las migas de pan.
  6. Incorporamos el pan a la cazuela y salteamos. Removemos hasta que las migas estén hechas.Si es necesario, le añadimos aceite de oliva. El truco de las migas es no parar de remover.
  7. Añadimos por último de vuelta el chorizo.
  8. Servimos terminando con un huevo frito por encima.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: