Sopas Mallorquinas, platos de pan y col para la cuarentena

sopas mallorquinas 2

 

Probablemente muchos no tengáis ni idea de qué son las sopas mallorquinas y os sorprenderá terriblemente ver en el plato algo que no es una sopa; no os preocupéis porque no estáis solos y os puedo asegurar que a mí me pasó igual hasta que las probé hace dos años en Mallorca. Y manda narices porque mi a abuelo ha vivido desde que recuerdo en la isla, hemos solido ir a verle (menos de lo que me hubiese gustado, lo reconozco también), y aunque me haya puesto tibia de pa amb oli, frito mallorquín, sobrasada y caracoles, las sopas no las había visto ni de cerca. Las conocí concretamente en el único restaurante de la isla que repetimos durante las vacaciones del 2018, Los Patos en Alcudia. ¿Que por qué repetimos a pesar de que estaba a más de 35 minutos de casa de mi tío (donde nos alojábamos gracias a su generosidad)? Pues porque nos emocionó su cocina tradicional bien elaborada, llena de sabor e identidad mallorquinas, en un jardín tremendamente agradable donde pasar un rato a gusto. Y lo pienso ahora y casi se me saltan las lágrimas, ¡tantas semanas de encierro empiezan a pasar factura!

sopas mallorquinas 1

Pero volviendo a las sopas mallorquinas, puede que haya un ingrediente clave que no sea fácil de conseguir. Puede no, hablemos con propiedad: hay un ingrediente clave que no es nada fácil de conseguir si no se vive en Mallorca. Hablo de su pan. Ese pan oscuro sin sal pero con muchísimo sabor que es clave para las sopas mallorquinas y que nosotros teníamos congelado, ya laminado que es como lo venden para esta receta, desde nuestras vacaciones de hace ya tanto tiempo. Este pan moreno mallorquín lo podéis hacer en casa pero si no tenéis ganas de poneros manos a la masa o no encontráis harina y levadura – algo que se ha convertido en caviar estos días, parece ser – podéis siempre recurrir a algún pan oscuro debidamente laminado. No os quedará igual, pero os hará el apaño.

sopas mallorquinas 3

 

En cuanto a la receta, sólo tiene la gracia de un buen sofrito y un potente pimentón. Le podéis, o no, añadir carne (a mi me gusta más sin ella) y después incorporar varios tipos de coles como puede ser la coliflor pero sinceramente esta es la opción básica con repollo y pan, y listo. Y os pueden quedar más caldosas, que es perfectamente válido, o más secas como me gustan a mí.  Supongo que como cada receta, habrá tantas versiones como casas en las que las preparen, sobretodo cuando hablamos de un plato tan arraigado al territorio mallorquín, muy de abuelas y de payeses. Es justo decir que hay siempre sopas de verano y de invierno, así que va cambiando.

 

Sopas Mallorquinas, de verano
Serves: 4
 
Ingredients
  • ½ col o repollo
  • 2 cebollas
  • 250g pimiento verde
  • Pan para sopas mallorquinas, pan payes cortado fino
  • Perejil, mucho
  • 3 Tomates
  • 3 dientes de ajo
  • Pimentón
  • Aceite
  • Sal y pimienta negra
Instructions
  1. En una olla con abundante aceite doramos los ajos laminados, una vez dorados añadimos la cebolla cortada en juliana fina y rehogamos bien con un poco de sal, hasta que quede dorada y pochada. También añadimos el pimiento troceado y sin semillas.
  2. Añadimos los tomates pelados y picados y dejamos que se pochen y se evapore todo su líquido.
  3. Añadimos los trozos de col picada, tapamos, y dejamos que se sofría 10 minutos.
  4. Cuando ya esté listo, añadimos abundante perejil picado y el pimentón, añadimos agua hasta cubrir y dejamos cocer hasta que el repollo esté tierno.
  5. Por otro lado, ponemos un poco de ese caldo de las sopas y colocamos el pan por encima, y vamos haciendo que absorba el caldo bien. Añadimos por último las verduras por encima y removemos bien.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: