Macarrones con chorizo, infinitas opciones para un plato especial

macarrones con chorizo 3

Con la colaboración de Juan Cano Fortún.

Los macarrones con chorizo, también llamados “macarrones a la española”, son, quizás, uno de los platos más icónicos de nuestra gastronomía fusión. Porque, más chulos que un ocho, cogimos un plato italiano como son los “maccheroni a la salsiccia”, los tuneamos, los versionamos, echamos chorizo y, todo sea dicho, los mejoramos. Esa grasita fundente, picantona y ahumada del pimentón de un buen chorizo (cuanto mejor sea el chorizo, más ricos serán los macarrones) seguramente es uno de los aromas y sabores que mejor representan nuestra cultura y gastronomía.  Los macarrones con chorizo, en cualquiera de sus versiones, son una de las primeras preparaciones que aprendes a cocinar cuando te vas de casa, que perfeccionas y que, sea de la edad que seas, sigues adorando siempre. Muy de moda entre los jóvenes (y no tanto), son un híbrido entre la cocina más tradicional y la más moderna ya que no llegaron a España hasta el siglo XX, no estando libre de discusión, si en la primera o segunda mitad. Si piensas que los macarrones con chorizo son una de las recetas más maravillosas, ricas y reconfortantes que has probado, no te preocupes, no estás solo ni eres un bicho raro y, además, estás de suerte porque vamos a mostrarte, así de gratis, cuatro recetas: una muy tradicional, una de andar por casa (de las de toda la vida), una un poco controvertida y la de mí consorte, Alex Marugán.

“Los macarrones con chorizo son un de los mejores, y más conseguidos, ejemplos de la cocina fusión”

Cómo os contaba, si nos ponemos a pensar en las primeras referencias de macarrones con chorizo en el recetario español, la polémica está servida. Hay quien dice que fue Manuel María Puga, alias “Picadillo”, quien, a comienzos del s.XX, elaboró una especie de timbal con macarrón grueso, chorizo, jamón y salsa bechamel (ojo, eh). Este aclamado gallego era un ferviente defensor de la gastronomía local por encima de la italiana y, sobre todo, de la francesa y en 1905 escribió “La cocina práctica”, uno de los primeros recetarios españoles donde se recoge ésta receta (transcrita tal cual): 

“Se corta en pedazos pequeños media libra de jamón. Se pican dos o tres chorizos, quitándoles a piel. 

En una sartén y en manteca de cerdo, se rehoga un poco cebolla, y cuando está a medio cocer se le agrega el jamón y el chorizo, dejándolo freír.

 En una tartera se pone media libra de macarrones gruesos y blancos, mezclándoles el contenido de la sartén y caldo bueno en cantidad suficiente para que queden cocidos y secos, teniendo cuidado de que no se rompan. 

Se dejan enfriar.

Se engrasa un molde, se llena de la mezcla y se mete en el horno.

Al cuarto de hora se vuelca el timbal y se recubre de salsa bechamela”.

 

¿Qué os parece si hacemos honor a su nombre y sustituimos el chorizo por picadillo, chichas o jijas ibéricas? Sea como fuere, tenemos un recetón centenario que dan muchas ganas de cocinar. 

macarrones con chorizo 2

Otros, en cambio, afirman que fue Simone Ortega quien, en plena posguerra,  plasmó en uno de sus libros (¿quién no tiene el 1080 en casa?) uno de los platos más típicos de aquella época: los macarrones con chorizo, tomate y gratinados al horno. Esta idea quizás sea la más extendida porque es la receta que más ha llegado a nuestros días y a nuestras casas dentro de un recetario que toda madre y abuela consultaba por lo que al fin y a cabo es la que más podríamos identificar como “la tradicional”. Es la preparación que todos aprendemos a cocinar y por la que siempre corríamos a la cocina cuando nuestra madre o abuela nos gritaba: “a comer”. Macarrones cocidos y rehogados con chorizo, aceite, tomate y sal. Utilizamos un poquito de agua de cocción y si queréis, se puede añadir cebolla, ajo, orégano o, como se ha hecho en mi casa toda la vida, torreznitos. Una vez todo mezclado y bien embadurnado de tomate, disponemos todo en una fuente, echamos queso y al horno a gratinar. Delicia de todos, sí o sí. 

 

La versión anglosajona de los macarrones con chorizo

El que seguro que no inventó los macarrones con chorizo  fue el británico Jamie Oliver, quien hace un par de años fue objeto de crítica y burla por echar chorizo a una paella. A mí, personalmente, estas cosas me dan igual porque soy de la mentalidad de que si la comida está rica, ¿qué más da la combinación? No me considero purista en absoluto, ya que creo que no hay “una receta tradicional” de nada. En cambio, para los que sí que lo sois, os animo a preparar la versión de Jamie que no os dejará indiferentes porque hace una especie de crema donde después de cocer la pasta y hacer un sofrito de ajo, chile, romero y tomillo, mezcla todo ello con una salsa cremosa hecha a base de yogur griego, huevo, queso manchego, pimienta y un poquito del agua de cocción. ¿Suena raro, verdad? Pues están igual de deliciosos que los que se hacen en las Islas Canarias, donde después de tener la mezcla hecha, frién un huevo, unas patatas fritas y lo echan por encima. Olé.

macarrones con chorizo 1

Por último, y no por ello menos importante, mi consorte, Álex, que me preparó unos macarrones con chorizo para llorar, donde la base de todo el conjunto, fue una salsa de tomate triturado auténtica de esas que, estando a fuego mínimo durante tres o cuatro horas, reducen a más de la mitad y adquieren un color rojo intenso. Sea como fuere, la cocina depende del gusto de cada uno y esta es, precisamente, la magia de cocinar. No hay nada que no se pueda cambiar y adaptar al gusto de cada uno, desde los platos más sofisticados, a los más sencillos, típicos y ricos, como unos macarrones con chorizo en nuestro caso, por supuesto, usando el chorizo Joselito del que soy fiel defensora a ultranza, porque me parece simplemente el mejor. Ah, y también los he probado con su longaniza, una locura maravillosa.

 

Macarrones con chorizo
Serves: 4
 
Ingredients
  • 1 cebolla
  • 1 ajo
  • 100 gr chorizo o longaniza semicurado, los nuestros de Joselito
  • 200 gr de salsa de tomate frito durante 3 horas
  • 100 gr queso mozzarella
  • 100 gr queso peccorino romano rallado.
  • 300gr de macarrón o cualquier otra pasta tubular.
  • Sal y pimienta
  • Aceite de Oliva VE
Instructions
  1. Cocer los macarrones en abundante agua con sal y una hojita de laurel. Reservar un poco del agua de cocción.
  2. En una sartén a parte, sofreír ajo y cebolla. Cuando estén transparentes, echar el chorizo cortado en brunoisse.
  3. Rehogar todo un par de minutos e incorporar el tomate frito.
  4. Echar los macarrones al sofrito y, si fuera necesario, verter un poco del agua de cocción.
  5. En una fuente, añadir, por capas, la mezcla de macarrones y queso mozzarella. Por último, espolvorear peccorino rallado y hornear, con el grill puesto, a máxima potencia durante 5 minutos.

 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: