Roast Beef de Suprema de Vaca, para que quede jugoso y sabroso

roast beef 3

Seamos sinceros. ¿Cuántos de vosotros, cuando se interesa por cocinar comida extranjera, recurre a la inglesa? Lo cierto es que, aunque la gastronomía anglosajona no goce de gran renombre, hay algunas recetas que merecen mucho la pena. Hoy os enseñamos a cocinar Roast beef o rosbif, un plato que, siendo de origen humilde, es muy polivalente, admite gran cantidad de guarniciones y, bien elaborado, es exquisito y muy sabroso.Al igual que los argentinos con su asado, los ingleses han popularizado tanto esta preparación, que han dado su nombre a un día de la semana: los Sunday Roast. De hecho, su origen, aunque incierto, se remonta a la época medieval en la que los domingos, los siervos se reunían en el campo para practicar técnicas de combate y, más tarde, eran recompensados por los señores feudales con carne de buey asado. Es una receta que incita a la celebración y reunión familiar, quizás por ello sea todo un clásico en las Navidades españolas. 

roast beef 2

Si nunca te has atrevido a elaborarlo por miedo a no obtener el resultado deseado, te damos los tres consejos claves para obtener el rosbif perfecto: 

  1. La calidad de la carne. No tiene por qué ser buey como antaño, pero cuánto mejor y más tierna sea la pieza, mejor será el resultado. Nosotros hemos escogido la Suprema de vaca madurada de Central de Carnes Premium, un corte con infiltración, jugoso y muy tierno. Junto a este, las mejores partes para preparar el rosbif son la espaldilla, la cadera, el solomillo o el redondo. 
  2. El aderezo. Lo cierto es que una buena pieza de carne, no necesita de ninguna condimentación especial para dar sabor porque, por lo general, con un poco de sal y pimienta es más que suficiente. Sin embargo, si quieres alegrar el plato y aportarle nuevos sabores y aromas, puedes improvisar con cualquier ingrediente. En este caso, os proponemos una mezcla de mostaza y salsa tonkatsu (una salsa japonesa ligeramente dulce y ácida) que crea una especie de corteza caramelizada que le va la mar de bien. Lo hemos embadurnado bien por todos lados, de manera homogénea y sin dejar huecos libres, y el resultado es espectacular. 
  3. La temperatura. Clara siempre dice que los hornos son muy mentirosos. ¡Y qué gran verdad! Parece que tienen vida propia. Da igual la marca y el modelo que sea, aunque sean iguales, el resultado parece ser siempre distinto. Por ello, la utilización de un termómetro de cocina es esencial. Es verdad que podemos hacer cálculos sobre el peso y el tiempo de cada pieza hasta dar con el resultado ideal, pero, la verdad sea dicha, yo no me arriesgaría. Previamente marcado a fuego fuerte para sellar jugos, lo ideal, para que quede poco hecho en el interior, es asarlo a 170ºC, sobre una rejilla y con la sonda pinchada hasta el centro por el lado más grueso, hasta que alcance los 52ºC en el interior. Si os gusta más cocinado, basta con dejar que alcance más temperatura. Para que os hagáis una idea, alrededor de los 70ºC en el interior, estaría muy, pero que muy hecho.

roast beef 3

Una vez que hayas seguido estos pequeños tips, y después de haberlo dejado reposar para que se concentre todo bien y se pueda cortar, tienes listo un pedazo de plato que podrá sacarte de muchos apuros. Desde una cena elegante, a un buen bocata, o a una cena de picoteo como de un embutido más se tratase, el rosbif es uno de los platos más exquisitos de la cocina inglesa y que más posibilidades ofrece. 

Roast Beef de Suprema de Vaca, para que quede jugoso y sabroso
Author: 
Serves: 8
 
Ingredients
  • 1 Suprema de vaca madurada de Central de Carnes Premium.
  • Mostaza. La suficiente para embadurnar toda la pieza bien.
  • Salsa Tonkatsu. La suficiente para embadurnar toda la pieza bien.
  • 1 cebolla morada
  • 1 boniato o batata
  • ½ vaso Vino fino
  • Sal
  • Aceite de oliva
Instructions
  1. Embadurna toda la pieza con la mostaza y la salsa tonkatsu a partes iguales. Márcalo a la plancha, con una gotita de aceite, a fuego muy fuerte.
  2. Corta la cebolla en juliana y el boniato en dados de, aproximadamente, dos dedos.
  3. Pon la verdura en una bandeja de horno, añade el vino, un poquito de aceite y la sal. Sobre ella, pon una rejilla y coloca encima el rosbif.
  4. Pincha el termómetro en el corazón del producto y hornea a 170ºC hasta que la temperatura interior alcance los 52º.
  5. Deja reposar y, una vez frío, corta del grosor que más te guste.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*

Rate this recipe: