Post por: Clara P. Villalón

Sándwich de Ají de Gallina y Pepino

El verano es la mejor época para los sándwiches y bocadillos, es que intentamos estar el máximo de tiempo fuera de casa y claro… no nos va a valer el típico sándwich de máquina, ¿no? Aquí vengo con una propuesta un poco inusual y que pasó por mi cabecita porque resultó que el otro día hice pan caserito (tipo St. John’s con masa madre, la receta la tenéis aquí), vi

Continúa leyendo

Fish’n’chips de Rodaballo y Aguacate

Cosas de la vida han hecho que me sienta especialmente vinculada a Inglaterra, tengo cierta pasión confesable por Londres (donde viví) y además mi mejor amiga estudia allí y la echo tremendísimamente de menos. Pero también es cierto que la “comida tradicional inglesa” suele estar un poco mal vista y por eso he querido cambiar un poco uno de sus tradicionales, para darle otro aire y otra pinta. Tengo que

Continúa leyendo

Restaurante ABaC, Barcelona

Sé que de lo que voy a hablaros hoy puede ser un tanto convulso, pero no me puedo reprimir y necesito gritar a los cuatro vientos la suerte que estoy teniendo últimamente. Sí, he tenido el lujo de comer en ABaC, el hijo predilecto de uno de los chefs más famosos del momento: Jordi Cruz (@JordiCruzMas), jurado de Masterchef y, por ende, mi “Sí, Chef!”. Que conste que aquí no

Continúa leyendo

Merluza con pisto de okra

Mi compi Juanma (@juanma_masterch) tiene una tienda de cervezas en El Mercado de San Fernando y hace un par de días fuimos Efrén, Paloma, Noé y yo a visitarle. Desde ahí echamos a caminar para picar algo por la zona y pasamos por unos cuantos supermercados hindúes que nos llamaban a gritos. Decidimos picar algo en el peruano La Fábrica (la oferta latinoamericana en la zona es escasa y esta

Continúa leyendo

El potaje que cambiará tu vida: Garbanzos, bacalao y espinacas

Según Aduriz, el sentido más importante en la cocina es la memoria. Ostras, no lo había pensado nunca y, cuando lo oí, sólo pude decirme: “Ascuas, ¡qué razón tiene este hombre!” Desde ahí me quedé escuchando como loca todo lo que decía. Y ésta es sólo una anécdota de las muchas que he aprendido en los últimos meses. Vaya, echar la vista atrás y acordarme de ese reloj traicionero, nervios,

Continúa leyendo