Etiqueta Carne

Solomillo Ibérico Tonnato

  A todos los que todavía os tire para atrás comer cruda una pieza de cerdo ibérico… ¡despertad! El cerdo ibérico de alta calidad se puede consumir crudo en carpaccio, tartar o simplemente porque se haga poco en la planca/horno si se ha criado de manera responsable exento de enfermedades – sí, hay que comprarlo de primera clase, es fundamental – y si se congela previamente de tal manera que

Continúa leyendo

Tacos de Ossobuco Pibil

30 Me flipan los tacos y no puedo ocultarlo. Amo México en parte por lo muchísimo que me gusta recorrer sus calles y pararme en cada esquina a disfrutar de un taco diferente a precios de lo más populares, ¡casi una ganga! Lo cierto es que en Madrid siempre me ha costado encontrar tacos que me supieran realmente a las calles de México y por eso cuando mi chico –

Continúa leyendo

Costilla de ternera glaseada a baja temperatura

  Hay ciertos cortes de carne como esta costilla de vaca que ganan muchísimo cuando se cocinan lentamente a baja temperatura. Aunque en los últimos tiempos se estila usar el método sous vide (en bolsas de vacío y al baño maría a una temperatura controlada), este tipo de cocción se ha hecho toda la vida en ollas grandes, el fuego al mínimo, la tapa puesta, mucha paciencia y mucho amor. El resultado,

Continúa leyendo

Pastel de maíz y carne

En ocasiones, en la cocina, abandonamos ingredientes por pura dejadez o falta de imaginación. El maíz, súper presente en las dietas latinoamericanas, casi no forma parte de la nuestra y a mí particularmente es un ingrediente que me gusta por su dulzor, que contrarresta muy bien con cualquier otra preparación salada. Es por eso que nace este pastel de maíz y carne que os traigo hoy emulando ligeramente al típico Shepherd’s

Continúa leyendo

Cerdo agridulce

  Descubrí el Cerdo Agridulce en mi viaje a Singapur. Lo que había probado antes no se parecía absolutamente en nada a lo que me dieron allí cuando una amiga cantonesa me llevó a un restaurante de su región y me exclamó que tenía que probar sí o sí ese plato. Cuál sería la cara de asombro que puse que automáticamente me preguntó si no me gustaba el cerdo, ¡a

Continúa leyendo