Quiche de morcilla y manzana

Ponerse a hornear ha dejado ya de ser un suicidio desde que septiembre nos ha bendecido con la llegada de las noches con edredón así que vamos a abrir la veda y que los infiernos sean también los que calienten nuestras casas a partir de ahora. Que nos gorrinos y las manzanas han nacido para estar juntos todo el mundo lo sabe y si además queremos hacer una tarta salada

Continúa leyendo