Alcachofas con langostinos y jamón

Una de las formas en las que de pequeña me disfrazaban las verduras era con bechamel. Brócoli con bechamel y bacon, coliflor con bechamel y patata, espinacas gratinadas con bechamel y, como no, alcachofas con bechamel y gambas. Sí, cualquier cosa con bechamel está rica pero también, por si fuera poco, es muy útil para dejarla hecha y sólo terminarla con un calentón en el horno, ese fantástico aliado que

Continúa leyendo