Anfitriones “de miedo”

Dar una fiesta en casa para un modesto número de invitados siempre es un reto para un buen anfitrión, en especial si los invitados no se conocen entre sí. Es imprescindible cuidar detalles como la decoración, la luz, la música, el olor y todo lo que pueda condicionar el confort de nuestros invitados. Obviamente la comida es un punto tan o más importante que los mencionados anteriormente, ya que puede ser usada como arma de socialización o de evasión ante pesados varios.

TRICK OR TREAT?

Ayer tuve el placer de asistir a la primera fiesta de Halloween de este puente, y fue  de las que no se olvidan. En primer lugar felicito a las anfitrionas por su labor de organización, decoración y elaboración del menú.

En primicia os revelaré mi primer disfraz, típico pero con glamour, de viuda negra, con el clásico atuendo que se debe esperar de una viuda alegre que tiene mucha vida por delante para fundirse la herencia que tiene a su disposición (al ser el 90% de los invitados a la fiesta ilustres letrados me informé muy bien de mis derechos).

MURCIÉLAGOS COMO DECORACIÓN

En segundo lugar dejad que os diga que lo pasé realmente bien, por el ambiente, la compañía, los amigos y los nuevos conocidos, en resumen, un 10. Una demostración de que no hacen falta locales pretenciosos ni menús altisonantes para hacer las cosas con clase y gusto para que resulten un éxito rotundo.

Como es de esperar me centraré en las elecciones culinarias de esta celebración (aunque también dedicaré unas palabras a la decoración, que también es digna de mención).

BUFFET DE HALLOWEEN

El buffet del que pudimos disfrutar combinaba diferentes alimentos de diferentes grados de elaboración, pero todo extremadamente cuidado, ya sea en la composición y los sabores como en la presentación:

Mini Bikinis de jamón dulce y queso

 

MINI BIKINIS DE JAMÓN DULCE Y QUESO

-Brochetas de tomate cherry, olivas negras y queso fresco

BROCHETAS DE TOMATE CHERRY, OLIVAS Y QUESO FRESCO

– Aceitunas variadas

Tortilla de patata

– Mini hamburguesas caseras

MINI HAMBURGUESAS CASERAS

– Fantasmitos de patata

– Nachos con guacamole y salsa de queso

NACHOS CON GUACAMOLE Y QUESO

– Palitos de pan con fuet

– Bocadillitos sabrosos y ensalada de pasta con ventresca

BOCSDILLITOS SABROSOS Y ENSALADA DE PASTA

Montaditos de queso de cabra con confitura de frutos rojos

MONTADITOS DE QUESO DE CABRA Y CONFITURA DE FRUTOS ROJOS

En lo que se refiere a las bebidas, Lambrusco rosé y cerveza para empezar y Mojitos homemade para terminar.

Como podéis apreciar, a veces en lo sencillo está la clave de las cosas bien hechas, y las anfitrionas han sabido escoger una variedad de alimentos que puede satisfacer a todo tipo de invitados, además de no haber escatimado en cantidades (otro gran error cuando se organizan comidas cenas o cocktails, preparar menos de lo debido).

HOJAS OTOÑALES EN EL SUELO

La decoración, la propia y adecuada a estas fechas, murciélagos, calabazas, pintadas con sangre y hojas otoñales naturales en el suelo para un efecto divino.

Una opción de ensalada de inspiración mexicana para acompañar los nachos con guacamole y queso picante es la ensalada de arroz y frijoles completa y fácil de preparar del blog de comida mexicana por excelencia.


 

7 comentarios sobre:
“Anfitriones “de miedo””

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*