Las ventanas de la memoria: Colmados y tiendas con historia

EXPOSICIÓN "FINESTRES DE LA MEMÒRIA"

Hoy culmina la exposición “Botigues amb molta història” (tiendas con mucha historia) en el marco de la iniciativa “Finestres de la memòria”(ventanas de la memoria) , una recopilación de fotografías de los comercios de la parte derecha del Eixample el Centro Cultural La Casa Elizalde.

CENTRO CULTURAL LA CASA ELIZALDE

Había oído hablar de esta exposición, pero solo hace unos días pasé delante del centro cultural y decidí entrar a echar un vistazo a estas fotografías que retratan una parte muy importante de nuestra historia.

QUEVIURES JORDI FORCADA

Me sorprendió gratamente ver que muchos de los comercios que aparecen en las fotografías son de alimentación, que están todavía abiertos y que además yo ya os he hablado de ellos en este blog. De esta manera, en esta publicación podréis apreciar el aspecto de antaño de Queviures Jordi Forcada, del colmado Quílez y del mercado de la Concepción, entre otros.

COLMADO QUÍLEZ

La parte derecha del Eixample es uno de los barrios más emblemáticos y céntricos de la ciudad de Barcelona. Su posición privilegiada y su pasado modernista invitan a pasear y perderse (aunque perderse literalmente resulte difícil gracias al envidiable plan urbanístico de Ildefons Cerdà) por sus calles, admirar la arquitectura de sus edificios, o gozar del lujo de comprar en sus comercios, algunos de ellos modernos y otros históricos, como los que nos ocupan hoy.

CARNICERÍA EN EL MERCADO DE LA CONCEPCIÓN

La tradición de este importante eje comercial de la ciudad Condal arranca con el nacimiento propiamente dicho del Eixample, un barrio que nació para acoger diferentes plantas industriales, pero que al final focalizó su actividad económica en los sectores comerciales y empresariales.

TRABAJADORES DE LA PANADERÍA LES ROSELLES

Por lo tanto surgieron comercios únicos, de tradición familiar y con una marcada personalidad propia: Farmacias, peleterías, colmados y panaderías que han sobrevivió en la historia a lo largo de los años de generación en generación si perder su aura inicial, y, probablemente este sea el secreto de su éxito hoy en día.

GRANJA VENDRELL 1950

La arquitectura, la decoración, sus productos, las personas que trabajan en estos establecimientos y mil factores más nos recuerdan que hay sitios que forman parte de nuestra historia más reciente, forman parte de nosotros por qué, han determinado la realidad actual de la ciudad, los estilos de vida que adoptamos y nuestra manera de ver el mundo. Por estas razones, estas fotografías que retratan lo cotidiano, el sencillo e instintivo acto de ir a hacer la compra  para preparar la comida, se merecen estar en las paredes de un museo.

GRANJA VENDRELL 2011

Como ya he dicho en las diversas ocasiones en las que he hablado de comercios con solera, la experiencia de compra en ellos no tiene nada que ver con cualquier otra, ya que, por muy minimalista o glamouroso que pueda ser otro tipo de establecimiento, le falta el carñacter y personalidad que solo los años de tradición pueden forjar.

1 comentario sobre: “Las ventanas de la memoria: Colmados y tiendas con historia”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*