Reinventar con creatividad: Salsas de carnes

A menudo sobran las salsitas de las carnes que hemos rustido, estofado, o preparado al horno. Estos sabrosos jugos se pueden aprovechar de varias maneras, ya que es una pena tirar una parte tan sabrosa de una receta, por lo que hoy proponemos aprovecharla de varias maneras.

Una de las maneras más clásicas de dar un segundo uso a estos condimentos es hacerlas con pasta, como salsa para reutilizar tal cual o un poco más elaborada. Para utilizar tal cual es perfecto el tomate que puede sobrar de unas albóndigas o de un estofado (y si las enriquecemos con trocitos de la misma carne, todavía mejor ya que pasa a ser un plato único).

Para reelaborarlas, cosa que vamos a hacer hoy, tomaremos como ejemplo y como ingrediente la salsita que preparamos para el pollo asado de la castañada, si os fijáis en mi receta, al jugo del pollo asado añadí verduras al vapor y las trituré para dar más cuerpo a la salsa, pero en este caso vamos a ir más allá, ya que de esta salsa sobró un poquito, así que la utilizamos para condimentar unos ravioli rellenos de setas (aunque si se desea, los de ricotta también son muy adecuados a esta receta, quizás incluso más, ya que al ser menos sabroso el relleno da más importancia a la salsa) y le añadimos unos calabacines salteados y un toque de caldo, el resultado, muy sabroso por el toque del pollo y las verduras frescas.

 

: RAVIOLI RELLENOS DE SETAS A LA CREMA DE VERDURAS

 

  1. Salsa que nos ha sobrado de la receta de Pollo al horno con salsa de verduras
  2. 2 bandejas de ravioli rellenos de setas
  3. 1 calabacín
  4. 1 cabeza de ajo
  5. Aceite
  6. Parmesano

 

  1. Se saltean los calabacines con el ajo y el aceite, cuando estén dorados se mezcla con la salsa del pollo y se añade caldo al gusto dependiendo de lo espesa que queremos que quede la salsa, dejamos a fuego lento durante 10 minutos.
  2. Ponemos el agua a hervir y una vez llegue a la ebullición ponemos los ravioli dos minutos, los retiramos y terminamos la cocción con la salsa.
  3. Lo servimos espolvoreado con el parmesano. Si os fijáis, en esta receta no añadimos sal ni pimienta, ya que la salsa base ya resulta sabrosa de por sí.

 

Tiempo de cocción: 20 minuto(s)

RAVIOLI RELLENOS DE SETAS A LA CREMA DE VERDURAS

Para los ravioli, suelo aconsejar hacerlos en casa, o comprarlos en establecimientos especializados en pasta preparada a mano, aunque la opción más rápida es comprarlos en la sección de envasados del supermercado. He de reconocer que, sin llegar a tener ni de lejos la calidad de la pasta casera, cada vez este tipo de producto se va depurando y va aumentando su oferta y su calidad, por lo que optar por comprarlos no es una mala opción si no se tiene tiempo para elaborarlos o no se conoce o no se tiene cerca una tienda especializada en pasta casera. Como consejo personal, recomiendo marcas italianas (suelo usar Rana o Buitoni), aunque las opciones de marcas patrias cada vez me sorprenden más.

En fin, espero que consigamos demostrar nuestro propósito explicitado anteriormente, respecto al hecho de que saber aprovechar lo que tenemos en casa, nos ayuda a ganar tiempo y a poner nuestro granito de arena para un mundo mejor.

1 comentario sobre: “Reinventar con creatividad: Salsas de carnes”
  • Si. Hay salsas preparadas de un gran calidad. Alta gama y sin conservantes, ni colorantes. Suelen ser producciones artesanales y pequeñas, muy cuidadas Os recomiendo que las probéis . Os sorprenderán, ahorraran mucho tiempo … y os harán la vida un pelín más fácil .

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*