Farga, un clásico del estilo barcelonés

 

 

Farga es una de las pastelerías de Barcelona a la que le tengo un cariño especial, ya que ha formado parte de mi infancia, forma parte de mi presente y espero poder seguir disfrutando de sus manjares en el futuro.

FARGA EN AVENIDA DIAGONAL

La pastelería Farga nace en 1957 con la iniciativa del recientemente difunto de Jesús Farga que fue presidente y fundador de la cadena, cuenta la historia que, tras terminar un curso de pastelería en Lérida, se trasladó a Barcelona para dedicarse a los negocios de la alimentación, con una sana y ambiciosa obsesión por la calidad Farga procede a la apertura de su primer establecimiento en la ciudad de Barcelona, y se convierte en un punto de referencia en pastelería de autor.

SELECCIÓN DE DELICIAS SALADAS

La ambición que le ha movido de su ciudad natal para emprender una aventura empresarial lleva a Farga a diversificar su gama de productos con cafeterías, restaurantes, tiendas y servicios de catering ubicados en las zonas más elegantes de la ciudad condal, con la prioridad sine qua non de una gastronomía selecta y exquisita.

SELECCIÓN DE REPOSTERÍA

Siguiendo el lema de su fundador, “El mundo es de las personas que tienen ideas y las ponen en práctica la primera”  pastelería, es hoy un grupo con un concepto global de servicios en el sector de la  alimentación.

COLMADO DE FARGA

Mi local favorito entre los cuatro del grupo es el de Avenida Diagonal no solo por su privilegiada ubicación, ya que toca con paseo de Gracia, sino por el valor sentimental que tiene en mis recuerdos, ya que era un clásico en mi infancia (mis tartas de cumpleaños han sido las de Farga durante décadas: De fresas y nata).

ESCAPARATE CON PRODUCTOS TAKE AWAY

El resto de los establecimientos del grupo están repartidos por Barcelona, dos en la zona alta (el ya mencionado en la avenida Diagonal y el de la calle Beethoven) y dos de carácter más turísticos ubicados en pleno centro (Delicato y Gran Vía) y como la misma firma especifica son “Cuatro estilos distintos que, siguiendo las tendencias Farga, adquieren personalidad propia. Porque cada ocasión es especial y se merece un ambiente adecuado .Nuestros restaurantes se visten de tranquilidad, comodidad y elegancia; desfilan con una carta de etiqueta y le atienden con un servicio y unos espacios que se adaptan a sus preferencias”, y yo doy fe de que es cierto.

CROQUE MONSIEUR Y HAWAY DE ROAST BEEF

Las fotos de esta publicación pertenecen a mi penúltima visita al establecimiento de Diagona, en el que me paré para un refigerio a la hora de la comida entre reunión y reunión, en este caso he escogido un Croque Monsieur (uno de mis favoritos desde siempre) y un Hawai de Roast Beef (muy british, com mostaza y pepinillos), ambos riquísimos.

DETALLE DE HAWAI DE ROAST BEEF

A pesar de mi elección un poco más fast food, este establecimiento ofrece un menú de medio día de categoría, todo tipo de sándwiches y bocadillos y platillos de tapas, para comer rápido pero bien (ofrecen, además de las clásicas tapas, ensaladas, carnes, pescados…). Recomiendo entre ellos el milhojas de calabacín con tomate y queso, las croquetas, los langostinos con salsa tártara o los pinchos, las hamburguesitas a la plancha con cebolla, mostaza y queso.

ESCAPARATE NAVIDEÑO

Además está la opción de comprar productos delicatesen en su colmado, o degustar sus especialidades take away.

ESCAPARATE CON TARTAS

Como postres, básicos los tocinillos de cielo, los eclairs y sus tartas. Bueno, si soy sincera, todo es fantástico en Farga.

3 comentarios sobre:
“Farga, un clásico del estilo barcelonés”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*