Un sábado a lo Guiri

EL REY DE LA GAMBA II

Hay días en los que apetece vivir tu propia ciudad como si fueras un extrajero que disfruruta de ella por primera vez.

 

PAN CON TOMATE

Tratándose de una ciudad como Barcelona, es inevitable vivir un momento como este en el precioso puerto olímpico, donde no abundan los lugareños, y donde los guiris se ven abordados por camareros de cada local ofreciendo un menú más bueno, fresco y mejor que el anterior.

 

MEJILLONES AL VAPOR

La oferta de locales en esta zona es tan variada como diversificada, ya sea en estilos, especialidades, precios y calidades. Desde buffets libres a fast food, pasando por restaurantes typical spanish para turistas de dudosa autenticidad, hasta otros bastante buenos.

CROQUETAS DE PESCADO

En este caso hemos optado por El Rey de la Gamba II que ofrece menús accesibles y variados como el que hemos escogido en este día como turistas en nuestra casa.

Empezamos la comida con un pica pica de bravas, unas croquetas de pescado y unos mejillones al vapor, siempre con el sagrado pan con tomate.

PATATAS BRAVAS

De segundo, como no podía ser de otra manera, una paellita marinera, el todo regado por vino blanco de la casa.

Para terminar un flan casero con nata.

Todo esto, completado con la mejor compañía es un plan ideal para un día como turista accidental.

PAELLA MARINERA

El Rey De la Gamba I abrió sus puertas en el año 1972 para posteriormente cambiar de dueños en el 2002 y pasar a manos del hostelero Juan Manuel Cals, que le dio un aire fresco e innovador logrando hacerse un hueco entre los restaurantes emblemáticos de la Barceloneta.

Como se dice en su propia página web “Se rumorea que el Rey de la Gamba I tiene el mismo hechizo que la Font de Canaletes, todo el mundo que lo visita vuelve de nuevo”, por lo que no es de extrañar que tenga tres establecimientos diferentes.

VINO BLANCO DE LA CASA

Culináriamente hablando es conocido por sus imponentes raciones de gambas, sus exhuberantes parrilladas de pescados y mariscos, su jamón de reserva y como no, su plato imperial, la Mariscada. Sin olvidar sus paellas y arroces caldosos típicos del barrio pescador de la Barceloneta.

El segundo local de este grupo data de 1994, cuando se impulsó el Puerto Olímpico de Barcelona a raíz de las Olimpiadas de 1993, existe un tercer establecimiento.

FLAN CASERO

Aunque en Internet se pueden leer críticas pésimas de este establecimiento, debo reconocer que, sin ser uno de mis favoritos, no está mal si se quiere comer en el puerto a un precio muy accesible y abundantes cantidades.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*