La Vecchia Bettola

Como he dicho en los posts anteriores, viajo a menudo a Florencia, cuando viajas varias veces al año a una ciudad, tienes dos opciones, descubrir sitios nuevos y visitar los que te encantan y te sientes como en casa.

FIORENTINA

La Vecchia Bettola  es de la segunda de las opciones, allí Massimo y compañía nos tratan como a hermanos, nos miman como si fueramos de su familia y la comida es espectácular.

Antipasti, crostini (que en la zona de la Toscana se preparan con higado), Pappa col pomodoro (una sopa de pan, tomate y albahaca, es uno de mis platos favoritos de la gastronomía italiana, yo suelo hacerla, la próxima vez que la prepare haré reseña sin falta), pescados, carnes y pastas de ensueño. A menudo tomamos para compartir la clásica Fiorentina, una pieza de carne exquisita al gusto que no deja a nadie indiferente.

La bistecca alla fiorentina consiste en un filete típico de la cocina italiana muy tradicional en la región de la Toscana. Consiste en un corte del solomillo (aunque visualmente recuerda más a un entrecote) de ternera o buey (de una raza generalmente Chianina) y que posee un gran grosor (suele ser de unos 5 cm de altura) además de contener el hueso. El nombre de este filete proviene de la tradición antigua de la ciudad de Florencia de celebrar la fiesta de San Lorenzo que tenía por costumbre realizar la familia de los Médici durante todos los 10 de agosto, cuando se iluminaba la ciudad y se servía gran cantidad de carne de bovino a la población

Esta bistecca (bistec) alla fiorentina se elabora exclusivamente a la parrilla con brasas de carbón que van secando la carne durante su cocción dejando la parte interna cruda (en los restaurantes de la zona es muy típica la cocción en hornos de brasas centenarias). Se emplea en cada cara del filete entre unos 5-7 minutos, eso depende de el grosor de la carne y de la temperatura que alcanza el carbón. Suelen ser porciones de más de medio kilo de peso, pudiendo llegar a los 1200 gramos. Se debe agregar sal solamente antes de retirala de la parrilla. Una vez al plato se suele rociar con un poco de aceite extravirgen de oliva (para proporcionar aroma), pimienta negra molida y se adereza con unas hierbas. Se acompaña generalmente de un vino Chianti. Se suele acompañar al servir de rodajas de limón o de habas toscanas.

Es insuperable comer esta caren en Florencia ciudad o en restaurantes repartidos entre los viñedos de toda la región, un lujo de rechupete.

1 comentario sobre: “La Vecchia Bettola”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*