Un Hotel en el centro de Soria

En Soria me he podido quedar al menos una noche para disfrutar de una cena y un fallido desayuno en la ciudad (ya que nos hemos quemos quedado sin probar los típicos torreznos que tanto nos han recomendado y al final hemos optado por un bocadillito de prisa y corriendo), de la cena os hablaré en la próxima publicación, en esta me centraré en el céntrico hotel que hemos escogido y que según las críticas tiene una cocina bastante reputada en la zona.

HOTEL ALFONSO VIII

Este hotel es el Alfonso VIII, que ofrece alojamiento a una buena relación calidad-precio en el corazón mismo de Soria, es moderno, funcional y tiene un gimnasio y una sauna (de los que no hemos disfrutado, ya que solo nos hemos parado a dormir en él).

 Soria es pequeña y encantadora ciudad que tiene antiguas murallas y numerosas iglesias históricas, entre ellas la Catedral de San Pedro y el Convento de Santa Clara.

Las habitaciones del Alfonso VIII son amplias y luminosas. Todas tienen una TV y un minibar. Las habitaciones también tienen baño privado con secador y bañera (lo que es un aliciente a la hora de finiquitar un duro día de trabajo). El servicio de habitaciones es interesante, ya que se puede optar por la carta del restaurante del hotel o incluso pedir una pizza a una cadena de comida rápida (cosa que actualmente se puede hacer en casi todos los hoteles de precio medio o bajo), o hasta encargar una infusión en una carta bastante amplia.

El hotel dispone de una cafetería y un restaurante, que sirve platos locales elaborados con productos frescos como: Timbal de Langosta a la Vinagreta Francesa,  Ensalada de Perdiz de Tiro, Carpaccio de buey con Parmesano y Aceite Trufado, Boletus Edulis a la Plancha, Sopa de, Hongos con Setas y Trufa al Hojaldre, Corazones de Alcachofas con foie de pato Malvasia, Langostino Tigre a la Plancha, Tartaré de Merluza, Salmón y Mujjol al aroma de Trufa entre los primeros.

Como segundos proponen: Bacalao Islandés con sus Cocochas al pil-pil, Rodaballo a la Gallega con Setas de Cardo, Merluza Rellena de Rebozuelos con Salsa de Langostinos, Solomillo de Ternera a la Parrilla con Patatas , Cochinilla Frita con Guarnicion de Pimientos del Piquillo, Manitas de Cerdo Rellenas de Boletus Edulis, Jarrete de Cordero Lechal Asado con Champiñones y Tomate .

 También hay una zona de salón con sofás, ideal para relajarse. La tienda de regalos del hotel vende productos típicos de la región.

 La frase que encabeza su página web referente al restaurante lo dice claro “El que recibe a sus amigos y no presta ningún cuidado personal a la comida que ha sido preparada, no merece tener amigos”

Anthelme Brillat-Savarín (1755-1826). Gastrónomo francés

2 comentarios sobre:
“Un Hotel en el centro de Soria”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*