El Chiringuito de Escribà

Ahora que parece que vuelve el buen tiempo, si vives en ciudades con playa, apetece mucho comer (cenar todavía no, habrá que esperar todavía un incremento de temperatura) en chiringuitos con vistas al mar, y que mejor el aval del apellido Escribà para disfrutar de un día así.

AIRBAG IBÉRICO

Durante esta comida entre amigas, hemos brindado por la memoria de un amigo que acababamos de despedir de la manera que él hubiera deseado, risas, petardeo, cotilleos y mucha malicia.

VISTAS AL MAR

El brindis ha sido con Perro Verde un verdejo que se ha puesto muy de moda últimamente, es un blanco sin crianza con denominación de origen de Rueda,Color amarillo pajizo pálido, En nariz expresa toda la gama aromática del verdejo: heno, fruta madura y anís. En boca es glicérico y con una buena estructura, con final elegante y amargante propio de la variedad.

PATATAS BRAVAS

La comida ha sido un pica pica de croquetas variadas (de gambas, de bacalao y de jamón ibérico), un airbag con jamón ibérico y tomate rallado, ensalada de queso de cabra con nueces (interesante que la base del queso de cabra antes de gratinarlo sea de manzana en lugar que pan o una tostada) y patatas bravas (también interesante que la salsa brava sea más parecida a un romesco que a la salsa brava propiamente dicha, con un notable toque de frutos secos, creo que almendra).

El resto de platos que se ofrecen para picar, son el práctico pica pica Escribà (con berberechos, bravas, calamares y una sorpresa),  calamares a la andaluza, calamares estrellados con jamón ibérico, sardinas a la brasa, anchoas del cantábrico “000” con pan con tomate, esqueixada de bacalao.

ENSALADA DE QUESO DE CABRA

También hay alternativas como la crema de calabaza con escamarlanes, pulpo con cebolla confitada, patata y trufa, carpaccio de atún con guacamole, calamar de playa con setas y espárragos, rape a la plancha o hasta entrecote a la plancha, con salsa de Porto o a la pimienta.

A parte de las tapas, arroces, fideuás y pescados completan una carta no excesivamente variada y de precios bastante altos considerando el local, el servicio y las raciones (que según mi criterio están bien, pero según el resto de comensales y los comentarios que he leído, resultan escasas), aunque la variable precio se deba a que forma parte del prestigioso grupo Escribà.

De todas formas este restaurante es un sitio agradable y con un buen ambiente para una reunión sencilla entre amigos, más apropiado para el medio día por las vistas al mar.

 

4 comentarios sobre:
“El Chiringuito de Escribà”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*