Un croissant al mes

Soy una firme defensora de la teoría de que cada día debemos concedernos un capricho, un pequeño aliciente que nos estimule a dar el cien por cien de nosotros en cada momento de nuestra vida.

Estas pequeñas recompensas pueden ser viajes, auto-regalos, caprichos… pueden deleitarnos bajo la forma de tiempo libre, de deportes diferentes, de unas risas con amigos… en materia gastronómica, pueden ser un aperitivo de domingo, un cupcake y una infusión a media tarde, un macaron al volver a casa cansada del trabajo, o una copa de cava con un posible pretendiente.

CROISSANT DE CABELLO DE ANGEL

Estas opciones son caprichosas, pero también hay alternativas más saludables e igual de especiales, exclusivas y divertidas, y como no, nos las propone Veritas, ofreciendonos un croissant diferente para cada mes del año.

El primer capricho del año es el croissant vegano, totalmente apto para personas cien por cien vegetarianas, elaborado con bedida vegetal de soja (que hasta hace poco odiaba y ahora al obligarme a consumirla por sus propiedades, está empezando a gustare) y margarina vegetal con nulo aporte de colesterol, también incluye una mayor cantidad de fibra, ya que uno de los ingredientes empleados es la harina de trigo integral con un alto porcentaje en fibra.

CROISSANT TOTALMENTE VEGETAL

El el capricho que presenta Veritas para este mes de febrero es el croissant de cabello de ángel con limón y un toque de canela, elaborado de manera totalmente artesanal, cada croissant es único ya que están hecho a a mano, lo que garantiza su exclusividad. Para marzo Veritas, recupera de un autentico clásico, el croissant de sobrasada, una delicia de la tradición.

 No es la primera vez que hablamos de las pastas y bollería de Veritas, que cuenta en sus establecimientos con obradores propios para la elaboración diaria de panadería y bollería totalmente ecológica, con una amplia oferta de productos artesanos.

CROISSANT DE SOBRASADA

 Tampoco es la primera vez que hablamos de la compañía, fundada en 2002, para dar a conocer los productos ecológicos “de verdad” (tal y como nos sugiere su nombre), y poner al alcance físico y económico de todo el mundo la alimentación más sana y saludable del mercado. La cadena de supermercados, ha sido pionera en la introducción de nuevos productos con certificación ecológica, como los destinados al público infantil (incluso impartiendo cursos para que los niños aprendan a comer de manera sana y divertida) o el pan de kamut, entre otros muchos.

En enero dedicamos el mes a establecimientos de este tipo, aunque Veritas tiene el aliciente de ser el primero y más auténtico de ellos, por el simple hecho de que sigue una filosofía fundamentada en la coherencia de la vida sana.

 

 

 

6 comentarios sobre:
“Un croissant al mes”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*