Portolés y la auténtica Barcelona

Este restaurante me encanta, es sencillo, fácil, dinámico, auténtico y sin muchos miramientos.

PORTOLÉS

Su lema podría ser, buena comida (de calidad y bien cocinada de manera tradicional), buen precio (luego pondré algunos ejemplos) y servicio rápido.

El Portolés es todo una institución entre los restaurantes de Barcelona, situado en una discreta esquina de la calle diputación a dos pasos de paseo de Sant Joan, se encuentra un local de los de toda la vida, con adornos clásicos que recuerdan a la vida de sus dueños (fotos de bodas, etc.), en el que se come realmente bien.

PIZARRAS

Es un restaurante en el que habitualmente hay que hacer cola, en el que los platos del día se leen en pizarras en la entrada (y la selección de platos es extensa, envidiable y para todos los gustos), cuando algo se termina, simplemente se borra el precio, todo sin complicaciones, todo sin tonterías.

EL LOCAL

 La comida es la típica catalana a un precio excepcional.  Los precios oscilan entre1,80 € para una ensalada sencilla, 2,70€ para la sopa de caldo,  3€ para unos espárragos trigueros a la plancha (los recomiendo encarecidamente) 3,30€ para un plato de lentejas, 3,60€ para unas endivias al roquefort, 3,90€ por un empedrat o 4 € para el salmón ahumado (entre otros, teniendo en cuenta que van cambiando a diario).

Los segundos a base de carne van de 3,05€ para una botifarra  con alubias, 3,80€ unos sesos a la romana, 3,90€ es el precio de unos riñones al jerez, 4,80€ para un codillo al horno o unos pies de cerdo con Girgolas, 5€ cuesta un solomillo al roquefort, 6€ para un entrecote.

La selección de pescados tampoco es indiferente, Insuperables los calamarcitos y las sepias a la plancha (siempre las pedimos, cuestan 6,30 y 6€ respectivamente), salmonetes de roca por 6€, Bacalao a la llauna pr 7€, Lubina o dorada a la espalda por 6,60€, Atún a la plancha (que tiene una peculiaridad que nunca he entendido, lo acompañan con salsa de tomate frito…) por 6,60 también.

De postre recomendamos todos los flanes, el mejor el de mató, es una delicia, seguido por el de chocolate. También son muy buenos el yogur de cabra con miel o los creps con chocolate, las galletitas o el postre de musico con Moscatell.

El vino se bebe rigurosamente en “porrón”, es vinito de la casa, jóven y con un punto peleón.

EL PORRÓN

Si queréis saber lo que es comer como un auténtico barcelonés, este es el sitio adecuado.

1 comentario sobre: “Portolés y la auténtica Barcelona”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*