Una ensalada de 5 estrellas

O lo que es lo mismo, elaborada con ingredientes de excepción como son las espinacas frescas, los espárragos trigueros a la brasa, filetes de solomillo a la plancha con sal gorda, virutas de jamón ibérico y almendras, todo aliñado por salsa romesco preparada.

ENSALADA DE LUJO

Esta salsa es muy especial y en poco se parece al auténti romesco del que os hablaré en breves, dado que es época de calçotadas y esta es una de mis salsas fetiche. Pues bien, esta salsa envasada resulta más líquida que la original, también tiene un toque más ácido y picante que la hace ideal para carnes, pescados y verduras a la plancha o a la brasa, además de para ensaladas como en este caso.

El que suelo utilizar es de la marca Feliudabaló, originaria de la zona de L’ametlla del Vallés, cercana a Barcelona y está preparado a base de tomate, aceite de oliva virgen extra y de girasol, vinagre de vino, sal y especias (a diferencia de la otra no lleva ni almendras, ni ñoras, ni ajo asado…), lo que le ha hecho merecedor de la Medalla de oro en la “Selection mondiale de la conserve 1967″.

Esta ensalada tibia tiene lo mejor de los productos frescos (solomillo, espárragos y espinacas), ya sean en crudo o cocinados (si en lugar de a la plancha es a la brasa, el toque de sabor es todavía más especial), además de un buen embutido ibérico y frutos secos. Es un plato completo y equilibrado, además de sabroso y original.

 

 

3 comentarios sobre:
“Una ensalada de 5 estrellas”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*