Monas de Pascua

La mona de Pascua es un alimento tradicional en estas fechas y muy típico de las regiones , valenciana, catalana, castellano-manchega (y hasta, ciertas zonas de Murcia. Es una torta de la Pascua (originalmente un pastel, que ha evolucionado a escultura de chocolate en muchos casos) cuya degustación simboliza que la Cuaresma y sus abstinencias (en especial para los carnívoros) se han acabado.

MONAS EN TODAS PARTES

El nombre de este postre proviene de la munna, término de la lengua árabe que significa «provisión de la boca», que originalmente era un regalo que los moriscos hacían a sus señores. El lugar que más fama tiene en la fabricación de este producto alimenticio es el pueblo de Alberic, en la provincia de Valencia, dónde se consume durante todo el año. En zonas como las islas Baleares y en Cataluña se regala y come solamente el día de Pascua (aunque los más glotones aprovechen los días previos para degustarla).

Según he podido averiguar en mis investigaciones, la mona se suele consumir durante la merienda de los días de pascua acompañada de longaniza de Pascua siendo costumbre cascar el huevo (que decora los pasteles originales) en la frente de otra persona, dicen que es tradición ir de excursión al campo a pasar la tarde comiendo la mona y jugar con alguna cometa… en mi casa siempre me la regalaban después de comer y solía ser una figura muy elaborada en chocolate decorada por muchos muñequitos de dibujos animados y pollitos, flores de azúcar… por lo que la atención por el chocolate desaparecía rápido centrándose en los juguetes.

MONAS PASO A PASO

Tradicionalmente el padrino regala la mona a su ahijado el Domingo de Pascua después de misa. El Lunes de Pascua es tradición que se reúnan dos o tres familias o un grupo de amigos y que vayan a comer la mona juntos a algún lugar (puede ser o bien un restaurante o bien la casa de algún familiar).

En muchas poblaciones las pastelerías compiten para exhibir en su escaparate la escultura de chocolate más espectacular, que puede ser una maqueta de un edificio una figura de un personaje popular o un conjunto de tartas con figuras de chocolate o guirlache, en Barcelona tenemos a verdaderos artistas en este arte y hay pastelerías como Escribà o Farga (entre tantas otras) que tienen escaparates con obras de arte a base de chocolate, la verdad es que su belleza es tan sonada como su precio.

En Cataluña y Baleares la mona ha ido evolucionando a lo largo del tiempo, y hoy en día conviven diferentes tipos de monas tradicionales. La más antigua es como la tradicional valenciana, que en algunos casos puede tener forma de corona o en otros de punto. Otra mona tradicional mantiene los huevos cocidos, que suelen pintarse de colores, pero la base se hace de bizcocho y se rellena de crema y de chocolate o mermelada, se cubre de crema catalana quemada en la superficie horizontal y de almendras en los lados. Con el tiempo se van adornando cada vez más de plumas de colores, muñecos de reconocidas series o películas infantiles, de pollitos y de grageas de chocolate con diferentes formas a base de glasa de colores. En Menorca su particularidad es estar,cubiertas de merengue.

Poco a poco, los huevos auténticos de gallina se han ido sustituyendo por huevos de chocolate. Más adelante, los adornos de chocolate toman cada vez más importancia y, actualmente, algunas monas hechas por maestros pasteleros son esculturas artísticas, que pueden alcanzar grandes dimensiones, hechas únicamente con chocolate negro, personalmente prefiero las de chocolate blanco, una vez me regalaron una mona iglú que era impresionante.

 

2 comentarios sobre:
“Monas de Pascua”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*