De SPA y aguas aromatizadas

En todas y cada una de mis visitas a Ibiz desde su apertura, siempre paso un día en el SPA del Ibiza Gran Hotel, este año hemos coicidido con su inauguración, por lo que la calma y sosiego que se respira en este oasis terrenal estaba todavía más pronunciada en este tranquilo domingo de pre-semana Santa.

AGUA AROMATIZADA

El inconveniente ha sido que no tenían todavía todos los servicios activos (como el maravilloso lounge- restaurante de la piscina el Gee, que recomiendo a todos) , aunque la exquisitez y amabilidad de su servicio hace que se perdone cualquier incidencia.

Situado en una zona de Ibiza excepcional por sus privilegiadas vistas,Ibiza Gran Hotel ha sido diseñado con el objetivo de ofrecer a sus clientes una experiencia de bienestar, descanso y máxima exclusividad. El hotel cuenta con 157 suites tipo loft, de las cuales 124 junior suites, 11 garden suites, 8 suites, 12 deluxe suites y 2 gran suites. Todas orientadas al mar creando un ambiente que combina estilo y confort donde sentirse cómodo y relajado. Con sus más de 1000 m2 de amplias zonas ajardinadas y terrazas con vistas al mar. Piscina principal con jacuzzi y solarium. Piscina exclusiva con vistas panorámicas (y cascada, tumbonas dentro del agua… una gozada) sobre el puerto de Ibiza y Dalt Vila.

La oferta gastronómica del hotel es variada, a través de su restaurante Costa Mara (cocina ibicenca y mediterránea) y el prestigioso restaurante The Jack Pot (cocina nacional e internacional, que hace referencia al Casino de Ibiza).

Los Lounges The Gee (el esterior, casi dentro de su piscina) y La Gaia, espacios pensados para disfrutar de un ambiente relajado; el lugar ideal para gozar de música en vivo con una cuidada selección de cocktails, cavas y champagnes, además de una carta exquisita.

En lo que se refiere a nuestro día de SPA  & Wellness Center, el Open SPA se encuentra en un espacio de 1300 m2 donde se dan cita distintas zonas de descanso que se complementan entre si: Open Aqua, Open Fitness, Open Spa Experience y Open Beauty. Todas ellas se integran para ofrecerle una experiencia única de profundo relax y bienestar. Para completar la experiencia detox, jarras de agua aromatizada ayudan de manera diurética a los privilegiados que descansan en el SPA, en este caso (os recuerdo que acababan de abrir), solo estaba aromatizada con limón, pero en temporada alta hay más variedad.

Personalmente soy muy fan de las aguas aromatizadas, suelo ponerle piel de limón o naranja, siempre muy fría… aunque si queréis un consejo para aliviar la sed de raíz, lo mejor son un par de rodajas de pepino, sí, esta hortaliza no solo es impresionante dentro de un buen gin tonic, sino que también hace que un vaso de agua sea una experiencia superior.

Muchas marcas comercializan aguas aromatizadas, aunque si se puede, recomiendo preparar una buena jarra en casa e ir bebiendola durante el día, además de ser la bebida perfecta para una reunión en la piscina, ahora que llega el veranito.

3 comentarios sobre:
“De SPA y aguas aromatizadas”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*