Promover lo local: Murcia y Tenerife

Suelo informarme vía Twitter por su inmediatez, ya sea de noticias de actualidad (y como no, cotilleos) como de la vida de amigos y conocidos, es impersonal, se pierde mucho en el proceso, pero al menos las redes sociales contribuyen a que los que tenemos una vida un tanto frenética, estemos informados, y Twitter nos proporciona esta información mediante breves píldoras.

ROMERO FRESCO

Suelo hablaros de noticias cercanas a mi realidad, que suelen hacer referencia a la provincia de Barcelona, o a los viajes que realizo (como en el caso de la semana pasada e Ibiza), por lo que es una grata sorpresa descubrir que muchos municipios luchan por reivindicar sus productos y servicios, como por ejemplo Málaga, donde su  Academia Gastronómica, ha renovado recientemente su junta directiva, por lo que se inicia en la promoción de productos autóctonos ( el queso de cabra, los diferentes aceites o el chivo malagueño) y en la calidad tanto de la cocina malagueña como del servicio que se presta a los clientes, esta zona me falta por descubrir y en este caso Twitter me ha servido para despertar mi curiosidad.

Si la semana pasada se dedicó a las Baleares (y tras este alto, quedan un par de noticias más sobre el tema que publicar), las Islas Canarias no se quedan atrás en la promoción de su producto, como en el caso del Gofio, ya que l Ayuntamiento de Granadilla de Abona (Tenerife), a través de la Concejalía de Desarrollo Local, ha diseñado una nueva oferta gastronómica denominada ‘De gofio por Granadilla’ en la que participarán un total de 16 establecimientos del municipio. La iniciativa  ‘De Gofio por Granadilla’ tiene una página web propia, y para los que ignoréis este alimento, hoy estáis de suerte, ya que os contaré algo que yo también acabo de descubrir, el alimento conocido como gofio (también conocido como ñaco, harina tostada, cocho o pinole) es una harina no cernida de cereales tostados que se usa en varias preparaciones alimenticias. Su apariencia es similar a la de la harina blanca pero con un tono más oscuro o amarillento, dependiendo esto de su composición exacta y del grado al que haya sido tostado.

Como me estoy planteando en convertir esta “sección”  en algo fijo (ya que promover iniciativas locales es muy positivo, además nunca se sabe si se puede convertir un viaje de trabajo o placer en una auténtica experiencia gastronómica), sigo en el próximo post con interesantes novedades.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*