Joséphine, bistrot Must

Ha quedado claro que ultimamente estoy adicta al concepto de bistrot Francés, os he hablado de En Ville y del Café Emma. Hoy os hablo del Joséphine, que casualmente está a menos de cien metros de distancia del Emma, aunque su estilo es diferente a pesar de tratarse de dos bistrot de inspiración francesa.

MOJITO DE UVA

Como no, decidimos empezar por una ostra de Normandia, las ostras me encantan, aunque suelo comerlas de una en una, debido a las múltiples historias que me han contado sobre indigestiones por abuso de este alimento, eso sí, como antojo, me vuelve loca.

Debido a que fue una cena de última hora de la tarde, la carta que escogimos fue la de snacks, compuesta por crepes dulces (de chocolate, suzette, cajeta y crema) y saladas (Salmón ahumado y trigueros, jamón y queso, setas con langostinos o espinacas, pasas, piñones y jabugo), wraps de sabores tan variados como de salmón ahumado, jamón dulce y queso, pollo Cesar con parmesano y anchoas, pavo asado natural o langistinos estilo Thai.

JAMÓN Y ALITAS

En este caso nosotras optamos por unas bravas, jamón de jabugo con pan con tomate y alitas de pollo a la miel, aunque la carta para picar incluye croquetas de la casa, surtidos de quesos, tortilla de patata y cebolla, muslitos de codorniz, anchoas del cantábrico o la opción de bocadillo Pepito de solomillo de ternera o hamburguesa al gusto.

Para beber, un imprescindible para el verano, el mojito de uva, a base de uva fresca y champagne con hirbabuena, es tan ideal que hasta tiene su baile para ser recomendado, cortesía del amable y simpático Maitre.

 

 

1 comentario sobre: “Joséphine, bistrot Must”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*