Os voy a contar el secreto de un croissant ideal…

No es un secreto de elaboración, más bien es un sitio donde comer un croissant de chocolate blanco espectacular.

FORN ARNAU

Como muchos descubrimientos de excepción, este fue por casualidad, volviendo corriendo al trabajo y con antojo de dulce me paré en la primera panadería para comprar algo y… Voilá, descubrimiento.

Forn Arnau está en pleno Paseo Sant Joan, y es una panadería convencional y discreta, la verdad es que siempre que he ido he repetido este croissant, que lejos de resultar empalagoso debido al chocolate blanco, tiene su punto adecuado de dulce maridado con almendras y una buena masa, demuestra que no hace falta ser pretencioso para hacer las cosas bien hechas (y nunca me cansaré de decirlo).

Otra curiosidad sobre los croissant, estas piezas de bollería hojaldrada de origen austriaco (hasta el momento pensaba que el origen era francés), hecha con masa de hojaldre, levadura y mantequilla (en ocasiones se sustituye por margarina, aunque el sabor más auténtico lo da la mantequilla).

Croissant en francés quiere decir creciente, en el sentido de “cuarto creciente lunar” (fase creciente) y se refiere a la forma del bollo, no al hecho de que la masa crezca al fermentar, es interesante como la luna influye no solo en las mareas y caracteres de las personas, sino que sirve de inspiración para la gastronomía.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*