Dime, una cena íntima

Como os comentaba en la publicación anterior, hace un tiempo cené bien acompañada en Dime. El interior de este local es ideal para cenas íntimas o románticas, por sus luces ténues y su decoración muy lograda, el servicio es bueno y muy cuidado.

UN MENÚ CON LUPA

Cenamos un pica pica y un segundo plato, los segundos nos gustaron bastante más que los primeros, pero empecemos por un detalle irresistible que nos encantó: la carta se puede leer con lupa, un gesto elegante y con estilo, muestra de la creatividad que se ha aplicado en crear un espacio multifuncional, Restaurante, Showroom y Club obra de  Nacho Soler y Sergei Zolotarev.

LOMO IBÉRICO

Entre los platos para compartir, siempre con pan de coca, la carta ofrece jamón Ibérico Juan Manuel, Lomo Ibérico De Wayu con cebollita encurtida y chips de ajo (toque realmente sorprendente), o anchoas con tomate semi dry, menta y oporto, además de una selección de ensaladas.

Como entrantes calientes las clásicas croquetas de la Yayi, los huevos estrellados, sepia, pulpo, zamburiñas o navajas.

HUEVOS ESTRELLADOS

Las pastas y arroces se centran en los Rigatoni con Cigala, en su carbonara, que tomó mi acompañante y le encantaron, un arroz meloso de gambas mantecado con suero de taleggio, o el arroz cremoso con verduritas al azafrán.

Como carnes y pescados, cordero, asado o Tagliata, y mi elección personal vieriras con verduritas crujientes, si me seguís sabéis que adoro las vieiras, y este plato no me defraudó en absoluto.

En este caso no tomamos postre, aunque con la convicción de que volveremos pronto, no es un problema…

 

1 comentario sobre: “Dime, una cena íntima”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*