Decorar con sal negra

Sobre todo en verano apetece comer platos sencillos y frescos, aunque a veces la opción de tomar pasta tibia también es excelente. En este caso, el plato no puede ser más sencillo y al mismo tiempo sabroso, en especial si los ingredientes son excelentes materia prima, como pasta de grano duro (a poder ser italiana, en la foto conchas de colores), aceite extra virgen de oliva de sabor intenso y un toque cromático que a mí me encanta, sal negra de la marca SOSO, presentada en adorables huevitos de color negro (cada aroma de sal está asociado a un color, el packaging está muy logrado, y en lo que se refiere al naming, me encanta que una marca de sal se llame como el antónimo a salado).

PASTA SENCILLA

Con un color negro brillante, como el azabache, esta sal es elegante y original, exclusiva, exótica y curiosa, aporta un sabor ligeramente a la brasa. La sal negra es originaria de Hawaii y es el complemento ideal para carnes a la parrilla, pescados, verduras, pastas y decoraciones.

Los ingrediente son sencillos Sal marina y carbón activo, por lo que su aroma neutro.

Os dejo este consejo, de cocinar una buena pasta al dente, y aliñarla en caliente con un chorrito de un buen aceite y sal negra al gusto, perfecto para esos días en los que no nos apetece cocinar.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*