Terrazas de hoteles: Ohla

Lo más impresionante de la terraza del hotel ohla, además de sus vistas es su piscina, semi transparete y en dos niveles, tanto de día como de noche resulta irresistible.

OHLA

Tomar algo en esta azotea con vistas privilegiadas a la parte antigua de la ciudad y su catedral es una uténtico lujo, su carta de cocktails incluye brebajes con nombres y recetas originales: Old Cuban (un mojito servido con cava), Penthouse Passion (una caipirinha de fruta de la pasión), en Summertini (Martini con sabor a sandía), el Raspberry Cosmopolitan (en el que se potencia el sabor a frambuesa), el Summer cooler ( ginebra con toques cítriocos y mentolados), el Brumble (ginebra con un toque de mora), el Mai Tai (el toque jamaicano), la clásica Margarita o mojito, el Ibiza Cill out (mojito sin alcohol con toques afrutados de piña, manzana y menta), el My Day (un zumo para fortalecer cuerpo y mente con frambuesa y fruta de la pasión) o la creación que se inventó para inaugurar esta terraza (y que me permito desaconsejaros a menos de que no seáis amantes del jarabe para la tos, ya que es a lo que sabe) el Ohla Royal, a base de vodka de pera, frambuesa, Chambord, azúcar y champagne.

Para acompañar la bebida ofrecen snacks como aceitunas, frutos secos, chips de patata gallega “bonilla a la vista”, berberechos, navajas y mejillones en escabeche.

Si decidís hacer un alto para refrigeraros en plena Via laietana, este es el lugar ideal.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*