Conservar Albahaca

Me encanta utilizar albahaca para cocinar, aunque siempre que la compras, ya sea su versión cortada y envasada, como en planta, es complicado utilizarla en su totalidad antes de que se ponga fea (a menos que no elabores un pesto, por ejemplo.

CONSERVAR ALBAHACA

Mi solución cuando veo que no le queda mucho tiempo de vida es envasarla en aceite, de esta manera no solo conservará su sabor, sino que aromatizará el aceite, que nos podrá servir para dar un toque especial a muchos de nuestros platos.

Envasarla es tan sencillo como meterla en un bote de cristal bien seco (se pueden utilizar los de mermeladas, encuertidos o conservas del tamaño que consideremos más oportuno) junto con algunos dientes de ajo (yo los prefiero con su piel) ligeramente machacados pero enteros y cubrir el todo con aceite extra virgen de oliva.

Guardarlo bien cerrado en la nevera y utilizar siempre que sea necesario, ya sea las hojas de albahaca como el aceite ya sea en crudo (ideal para aliñar ensaladas a base de tomate, por ejemplo) como para cocinar y lo mejor es que el ajo da un sabor espéctacular a sofritos y salteados.

De esta manera no solo conservamos un alimento, una hierba con personalidad que da mucho carácter a nuestros platos, sino que aseguramos que nuestro toque personal sea de verdad personal.

2 comentarios sobre:
“Conservar Albahaca”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*