El Bistrot d’en Sebas Sant Marc

La primera comida la hemos disfrutado en el bonitoBistrot d’en Sebas Sant Marc, situado en un hotelito rural cerca del Club de Golf de Puigcerdà, con la posibilidad de montar a caballo (la ípica es una de mis pasiones) y fundirse con la naturaleza.

TIMBAL

Este bitstrot es rústico y agradable, la comida es correcta (debo reconocer que nada del otro mundo) y el servicio deja bastante que desear, aún así considerando la relación calidad precio no es mala.

Si carta se reduce a un menú fijo diario con algunas alternativas por un suplemento razonable, el día que comimo allí pudimos escoger entre primeros como ensalada de queso de cabra con frutos secos, salmorejo cordobés con huevo duro y jamón ibérico, timbal de bacalao con olivada y judías, además de la opción “menú infantil” de macarrones a la boloñesa.

PATO

Los segundos a escoger van desde el corte de ternera argentina con patatas al caliu, carrilleras de cerdo con puré de patatas, confit de pato al horno con compota de manzana o botifarra de la Cerdanya a la brasa.

Las alternativas con suplemento son cochinillo crujiente, steak tartar, pollo de campo a las hierbas o espalda de cabrito al horno.

Los postres, clásicos: yogur artesano de la Cerdanya, pudding casero, sorbetes o helados.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*