La pizza de los vagos

Ya hemos hablado en más de una ocasión de la pereza vacacional y la tendencia a comer menos sano de lo normal.

PIZZA

 

Suele pasar que si llegas al lugar escogido para pasar unos días, y te hospedas en una residencia privada, y resulta que ya es tarde para ir a hacer la compra o no te apetece cocinar ni ensuciar la cocina, es habitual recurrir al servicio a domicilio.

En este caso hemos pedido una pizza a Don Carpi, que tiene locales en muchas localidades catalanas, en este caso Playa de Aro.

Carpi Pizza dispone de una cadena de establecimientos dedicados a la elaboración de pizzas y su reparto a domicilio así como, cocina italiana y mexicana a su plato más internacionalmente conocido, la pizza.
Actualmente la empresa cuenta con 22 establecimientos ubicados en enclaves estratégicos en Cataluña, siendo el más antiguo (inaugurado en 1993) el que está situado en el municipio de Masnou.

Su oferta varía desde pizzas clásicas como margarita, cuatro quesos, vegetal, caprichosa, hawaiana, boloñesa o calzone.

También hay pizzas dedicadas a zonas de catalunya como la Costa Brava (mozzarella, tomate, atún, gambas, boloñesa, orégano) o la Maresme (mozzarella, tomate, lechuga, bacon, huevo duro, gambas, tomate natural, piña, palitos de cangrejo, orégano).

Entre su oferta cuentan con opciones “delicatessen” como la Aranesa (Tomate, Bacon, Mozzarella, Jamón dulce, tomate natural, queso de cabra), la Di Cappo (Mozzarella, foie, mermelada de tomate, parmesano) o la Catalana (Base, crema de castañas, butifarra, piñones, parmesano, mozzarella, huevos de codorniz y reducción de Módena) entre otras.

Los complementos son los habituales, como alitas de pollo, patatas bravas, tortilla de patata, pan de ajo, ensaladas o empanada argentina.

3 comentarios sobre:
“La pizza de los vagos”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*