Adicción al Sushi: el “Puticlub”

Ante todo, que el provocador título no os onduzca a un error, no es que nos hayamos vuelto locos en nuestro viaje a Nueva York y nos hayamos dedicado a tomar sushi en prostíbulos, sino que este es el apodo que hemos otorgado a un restaurante japonés al que hemos ido en bastantes ocasiones por comodidad en nuestro reciente viaje a Estados Unidos.

SUSHI

La razón de este apodo de un restaurante de la zona Downtown que en realidad se llama Sushein es que desde el exterior lo que más llama la atención es su iluminación de neón rosa.

La carta, además de sushi ofrece verduras caramelizadas, tempura vegetal, tofu crujiente al coco, piruletas de cordero con mayonesa picante, alitas de pollo estilo Thai, pollo en Panko, hamburguesas de black Angus, pollo Teriyaki, atín blanco al grill o salmón al gengibre, además de ensaladas clásicas o noodles: con tofu, huevo y cacahuetes, con sésamo, espinacas y setas o vermicelli al curry.

SUSHEIN

La selección de sushi frío o caliente va desde los más clásicos a los más creativos como la combinación de diferentes atunes con un toque barbacoa y mayonesa picante, o sazonados con cebolla caramelizada y otros ingredientes que aopotan un toque soprendente al ya de por sí apetecible sushi.

Hemos comido en este restaurante al menos tres veces, aunque no es el único japo que hemos visitado en esta estancia.

 

 

1 comentario sobre: “Adicción al Sushi: el “Puticlub””

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*