Fig & Olive: Fusión del Mediterráneo

En el encantador barrio de Meatpacking, a poca distancia del Chelsea Market, nos topamos con un restaurante que nos encandiló por su estilo y personalidad, minimalista hasta el punto necesario, con clase, de gusto discreto, es Fig & Olive.

Amplio, luminoso y situado en el corazón del distrito más moderno de la ciudad (aunque la cadena cuente con más establecimientos) , Fig & Olive en la calle 13 es ideal para el almuerzo o la cena, y los grupos y eventos en el bar de degustación y una mesa comun, la terraza o el comedor.

Por la noche, la escena del bar se nutre con cócteles después del trabajo y de la música en directo. El clásico Brunch se ofrece los fines de semana con música en vivo los domingos.

Su signo más característico ligado a su nombre es el de su Colección de Aceites de Oliva Fig & Olive, un despliegue impresionante en la entrada, se encuentra disponible para su compra o venta online. Una variedad que va desde aceites de la Costa Azul a las regiones costeras del sur de Francia, Italia y España. Esta gran variedad de aceites de oliva virgen extra fue seleccionado para ser maridada con cada plato y se propone para la degustación al comienzo de cada comida.

Hay un menú de medio día a precio asegquible, que n¡incluye primeros como Gazpacho de Andalucía, sopa de guisantes y menta, salmón crudo, carpaccio de ternera o nuestra elección, las croquetas de setas y trufa.

Los segundos cuentan con un pollo tajine, Pullarda de pollo al grill con timo, Paella del mar, pescado a la plancha o filet miñon, o la pasta funghi e tartufo que degustamos nosotros, de postre crostini de Mascarpone y frutos rojos o trata de chocolate.

También existe la opción de degustar una serie de Crostini (se setas, alcachofas y parmesano; de Burrata y tomate con hierbas balsámicas; de pimiento rustido y Ricotta; de Manchego y almendras… entre otros.

La carta incluye una fusión de las cocinas italiana y española, con diferentes carpaccios, ya sean vegetales como de carne o pescado, tablas de quesos, vegetales salteados, variedades de aceitunas y como no, jamón ibérico.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*