Limusina, ¿si o no?

He de confesar que antaño era una completa detractora de las limusinas, siempre las había considerado horteras y anacrónicas… hasta que he descubierto lo divertido que es visitar una ciudad desde una Limo.

BARRA LIBRE

Este es un post que nada tiene que ver con el mundo de la gastronomía, pero sí va ligado a la organización de ecventos, más en concreto la despedida de soltera de la que os he hablado en la publicación anterior, y como no, al título de este, mi querido Blog: El Arte del Buen Anfitrión.

En este caso hemos optado por una Lincoln blanca, recomiendo el servicio que hemos utilizado, si vivís en Barcelona (o os gustaría visitarla desde vuestra limo con una amplia barra libre de cava, whisky o vodka), aunque dependiendo del número de personas siempre está la opción de alquilar una Hummer.

A pesar de lo que pueda parecer, es un servicio que resulta bastante económico en relación calidad precio, y en la empresa que hemos escogido la atención ha sido exquisita, ya sea por parte de su dueño como de nuestra conductora.

Los servicios que incluye el precio son: Recogida y traslados donde deseéis, Tour por la ciudad con parada para hacer fotos, cava y licores para que podáis brindar durante el recorrido, Servicio de mini bar gratuito con aguas, zumos, cervezas y refrescos, Pequeño aperitivo salado para picar y caramelos y Música a gusto del cliente.

 

3 comentarios sobre:
“Limusina, ¿si o no?”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*