Citrus y cenas de empresa

Ya os he hablado anteriormente de este restaurante comodín, de esos al que puedes acudir si no consigues reserva en ningún otro restaurante o simplemente si no te apetece devanarte los sesos pensando en un restaurante céntrico, en el que se coma correctamente y donde el servicio sea medianamente bueno.

VISTAS PRIVILEGIADAS

La particularidad de este restaurante que queda en el medio de Paseo de Gracia, es que está ubicado en un piso principal desde el cual se puede apreciar el movimiento de esta avenida tan señorial como turística, en nuestra última visita pudimos descubrir los menús que el restaurante ofrece para estas fiestas y comprobar que su público se compone especialmente por hombres de negocios de se hospedan en los hoteles céntricos y disfrutan de sus tarjetas de crédito empresariales para darse un festín con vistas.

Hacia bastante tiempo que no íbamos a cenar al Citrus, y en esta visita hemos descubierto algunos cambios en la carta y la innovación de incluír una carta de cocktails.

Pero centrémonos en lo que nos ocupa, los menús navideños que ofrecen a precios módicos y con una variedad considerable de opciones que aquí os resumo, elos entrantes pueden consistir en ensaladas como la de salmón marinado, brotes de sal de naranja, yogur y curry; el timbal de gambas y aguacate sobre tartar de tomate; la ensalada de pasta con gambitas, salmón ahumado y pistachos, los espárragos a la plancha con queso de cabra y romesco o el clásico carpaccio de buey.

La opción de entrante pica pica es el clásico de la casa: croquetas, bombones de foie, alcachofas fritas, buñuelos de bacalao y jamón ibérico.

Los platos principales van con opciones a escoger desde el magret de pato con foie o la dorada con crema de calabacín; entrecote con salsa de foie y patatas enmascaradas o lubina con patatas al horno; Pallarda de ternera con hirbas del campo o dados de salmón a la plancha con gel de cava rosa o bien dados de bacalao con jugo de pimientos escalivados y naranja.

El postre escogido para estas fiestas es el tronquito de navidad de chocolate y turrón, además de una selección de vinos.

Lo dicho, esta opción es barata, céntrica y cómoda para grupos que desean estar a gusto, ya que se pueden solicitar sus privados, incluso por Fin de año, cuando ofrecen un menú diferente.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*