Un tentempié para los Reyes y sus Camellos

Seguimos con las tradiciones del día de Reyes, en este caso más bien de la vigilia.

REYES

Los Reyes Magos y sus camellos pasan toda la noche del día 5 de enero y madrugada del 6 recorriendo el mundo y repartiendo regalos para todos, por no hablar de la cabalgata que se pegan por la tarde de la vigilia de su día festivo, por lo que agradecen especialmente encontrar un tentempié caliente para ellos y verduras fresquitas para su medio de transporte y fieles compañeros, los camellos.

En casa, cuando era pequeña, siempre dejaba (tanto para papá Noel y sus renos como para los reyes y sus camellos) un refrigerio para continuar con el reparto con las pilas cargadas, yo dejaba un cappuccino (también se puede optar por un chocolate caliente a la taza) bien cremoso con turrones y galletas para sus majestades en el salón, bien cerca del árbol  la chimenea y un cuenco con verduras (zanahoria, apio, tomates…) y otro con agua en la terraza para los camellos.

Al día siguiente, además de la sorpresa de los deseados regalos, era un placer ver la taza, el plato y los cuencos vacíos, el placer de un trabajo bien hecho, de una ayuda para que estos monarcas que reperten ilusión lleguen reconfortados a las casas de todos los niños.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*