Nuestra noche de Reyes

Ya se acaban las fiestas y las de anoche y hoy al medio día son las últimas comilonas en bastante tiempo…

RUSTIDO

Anoche tuvimos invitados inesperados en casa, y optamos por una cena clásica y sencilla, un rustido relleno (ya preparado, así que solo hemos tenido que preparar la salsa) y patatas al horno con un toque creativo, con sabor ibérico.

El rustido escogido es de inspiración mediterránea, relleno de pimiento y aceitunas y la salsa, sencilla y práctica, a base de zanahorias, aunque podéis hacerla de todo tipo de venetales, incluso aprovechar la salsa de otra cocción de estos días, o la alternativa a la manzana que os propuse hace un par de semanas.

No es la primera vez que os recomiendo un rustido precocinado (por rápido y sencillo) , lo más imporante es el toque personal que le damos a la salsa y a los acompañamientos, que en este caso son patatas sabrosas con jamón ibérico (como os explico en la próxima publicación).

La salsa podéis triturarla o dejar los trocitos de zanahoria estofados enteros (en este caso recomiendo hacer la salsa con zanahorias baby), muchas cocineras espesan la salsa con maizena o harina, o le fan un toque cremoso añadiendole queso para fundir, aunque a mi no me guste hacerlo y prefiero la salsa a base de verduras únicamente.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*