Mejorar las verduras al vapor

Las verduras al vapor son un clásico de toda dieta, personalmente son uno de mis platos light favoritos, las comería a diario, yo suelo preparármelas al dente y me las como frías, aliñadas con un hilo de un buen aceite de oliva virgen extra  abundante limón exprimido, la sal y la pimienta que no falten.

CON CHAMPIÑONES

Las verduras que suelo escoger son muy variadas: zanahoria, calabaza o boniato, patata, broccoli, coles de bruxelas, espinacas o acelgas, calabacín cuaquier verdura vale, aunque es verdad que algunas contienen menos aporte calórico que otras, y eso hay que tenerlo en cuenta.

Una idea para que queden más frescas y apetecibles es filetear champiñones crudos para completar el plato, si se quieren consumir frías o como mucho tibias.

OPCIÓN CALIENTE

Si las preferís calientes, un plato completo se puede elaborar con una nuez de margarina y parmesano rallado al gusto, un toque de microondas y estas verduras no se parecen en nada a las anteriores.

Opciones como estas hay mil, podéis innovar cada día vuestras verduras al vapor y cambiar las hortalizas del plato dependiendo del día, y añadiendo diferentes complementos, como huevo duro o escalfado, diferentes quesos, otras verduras frescas, salsas a base de yogur… así cada día comeréis sano y diferente para no aburriros y aborrecer las verduras.

2 comentarios sobre:
“Mejorar las verduras al vapor”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*