Reubicando ingredientes de una ensalada

Esta ensalada no tiene ningún secreto, solo es curiosa por qué los ingredientes se reubican de una manera divertida: donde va el aguacate ahora hay atún y cebolla, mientras que este delicioso fruto reposa en el plato junto con el pepino.

ENSALADA SENCILLA

Debe de ser una de las ensaladas más sencilas que os he presentado, aunque no es la primera vez que utilizo la cáscara de aguacate para rellenarla con otros ingredientes.

Persea americana es una especie originaria de México, perteneciente a la familia de las lauráceas. Tanto su fruto, comestible, como el árbol, se conoce como aguacate, palta, cura, avocado o abacate, según las regiones.

Cuando se piensa en aguacate lo primero que se nos ocurre es pensar en México, el aguacate es importante y tradicional en la dieta diaria desde antes de la llegada de los europeos, se utiliza como parte de ensaladas, como guarnición, y para preparar guacamole, entre muchos otros usos. Se cultivan distintas variedades con características distintas como el color y grosor de la cáscara y de distintos tamaños del fruto. Sus hojas frescas o secas se emplean como condimento de varios platos como la barbacoa, los mixiotes y las enfrijoladas.

Según mi parecer es un fruto versátil y me encanta, lo que pasa es que no podemos abusar de su consumo, ya que tiene un alto aporte calórico.

1 comentario sobre: “Reubicando ingredientes de una ensalada”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*