Disfrutando de un Apfelsaft

Además de leer, en la sala de espera pude beber un zumo de manzana un tipo de zumo que aquí no es de os más habituales, pero en Alemania sí.

APFELSAFT

APFELSAFT

Como os he dicho en la introducción al monográfico sobre nuestra estancia en Berlín, esta bebida es muy habitual en tierras germanas, y ya sabéis que me gusta el dicho “donde fueres, haz lo que vieres”, así que, vamos a aprender un poco más sobre este zumo.

El jugo o zumo de manzana es un líquido agridulce de sabor exquisito que estimula la secreción salivar al beberlo, debido especialmente a la elevada concentración de ácido málico natural procedente de la fruta fresca (en especial si está hecho con la variedad Reineta, que es una de las que poseen mayor contenido en ácido málico).

En el jugo exprimido y clarificado de la fruta madura ha desaparecido el contenido original de almidones de la fruta en estado verde, por transformación íntegra en azúcares simples altamente digestivos (fructosa, dextrosa), hasta alcanzar en algunos de estos zumos la proporción del 11-13% de azúcares totales del jugo.

Con el proceso de fabricación del jugo o zumo de manzana se eliminan la fibra y la celulosa contenidas en la pulpa de la manzana, con lo que se aumenta su digestabilidad, y conservando intacta su concentración en sales minerales, en particular el fosfato cálcico, así como otras sales de calcio, hierro y magnesio, lo que le confiere al zumo de manzana un elevado poder diurético, calcificante y antianémico, muy interesante desde el punto de vista de la salud.

Propiedades del zumo de manzana El jugo de manzana es conocido desde la antigüedad en medicina natural como remedio tradicional contra la gripe y las infecciones bronquiales. Es muy usado hoy en día en medicina infantil para aliviar la tos. Asimismo, gracias a su contenido en sustancias pécticas naturales favorece la retención de agua en los excrementos, lo que se aplica en el tratamiento de las diarreas de tipo físico (no infecciosas). Además al actuar aumentando suavemente la acidez estomacal reduce las fermentaciones pútridas en el estómago y normaliza la digestión.

1 comentario sobre: “Disfrutando de un Apfelsaft”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*