San Valentín parte 3: Decorando con cursilería

Este año estoy orgullosa de ofrecer, además de recetas o posibles menús, algunas sugerencias para el día de los enamorados, hoy hablaré de un tema que últimamente aparece a menudo estre estas letras, la importancia de la decoración. No quiero resultar repetitiva, pero es muy importnate que nuestras casas y mesas reflejen la calidad y exquisitez de los paltos que serviremos, de la misma manera que no nos gusta comer en un restaurante con el suelo sucio, tampoco nos agrada que nuestros hogares no estén a la altura del acontecimiento.

CENA ROMÁNTICA

CENA ROMÁNTICA

Hoy os sugiero algunas decoraciones para esta festividad, que algunos critican como consumista, aunque yo opino que si algo nos hace felices, hay que disfrutarlo al máximo, sin importar opiniones, gastos o consecuencias.

 

Hace unos días visité una de estas cadenas de establecimientos con platos, vasos y todo tipo de decoraciones temáticas para cada evento y me dí cuenta que si mi pareja me organizara algo así, me sentiría horrorizada, pero, si dejamos de lado platos de cartón oservilletas decoradas con corazones o Cupidos, siempre podemos conseguir un toque festivo pero con clase, utilizando velas, manteles de telas exquisitas, luces tenues, un toque de misterio…

Y… para los que os gusten los colorines y la cursilería, la selección en establecimientos especializados es muy amplia, así que a celebrar el amor cada uno a su manera, pero siempre desde el cariño y el afecto.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*