Comiendo en Orly

Unos días antes estábamos cenando en otro aeropuerto, como los trotamundos que somos, pues bien, esta vez debido a un retraso causado por la tormenta de nieve que se cernía sobre París, hemos tenido el placer de comer en el aeropuerto de Orly.

BAGEL

BAGEL

No había caído en que he escogido para comer el mismo tipo de tentempié que escogí en Milán, y esto me ha parecido una curiosa coincidencia, aunque en este caso en lugar de un bagel con speck y brie en el típico restaurante de comida rápida de aeropuerto, esta vez hemos optado por un internacional Starbucks y su bagel de pollo.

Ya os he hablado de esta cadena de cafeterías en muchas ocasiones, aunque actualmente no me apetece visitarla, ya que tuve un percance y me robaron el bolso hace una semana en uno de sus establecimientos, y esta es la clase de cosas que, aunque ajenas a la empresa (de hecho suelen avisar de la afluencia de carteristas a sus locales y piden precaución a sus clientes), hace que se te atragante el frappuccino y la cookie se te quede en la garganta…

Más allá de esta incidencia, esta cafetería no dejará de ser revolucionaria y haber cambiado el concepto de tomar café (hay libros de economía al respecto), así que mi comentario no es más que un apunte resentido.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*